Isinbayeva resucita y salta 5,06 metros

Atletismo | Weltklasse de Zúrich

Isinbayeva resucita y salta 5,06 metros

Isinbayeva resucita y salta 5,06 metros

ap

Yelena Isinbayeva subió a los cielos en la Weltklasse de Zúrich, tras perder el título mundial hace pocos días en Berlín. En la capital alemana perdió con la polaca Anna Rogowska, a la que destrozó ayer. Superó 5,06 metros a la primera.

Yelena Isinbayeva volvió a frecuentar los cielos, como solía. Y a vencer, como tiene por norma. Y a batir el récord de pértiga, que es ya el vigésimo séptimo en su historial. Y cambió las lágrimas negras de Berlín por las risas radiantes de Zúrich. Lo de la rusa es una reafirmación, porque sus 5,06 metros llegan tras dos derrotas consecutivas. Y una venganza, porque batió a su verdugo, la polaca Anna Rogowska, la mujer que le impidió ganar el título mundial en Berlín y que ya le había vencido a finales de julio, en Londres.

Rogowska saltó ayer 4,76 metros en la Weltklasse, un centímetro más que en los Mundiales. Pero la Yelena Isinbayeva que tenía frente a ella en el Letzigrund suizo no era la misma que compitió (es un decir) en el Estadio Olímpico de Berlín.

Allí Isinbayeva hizo un nulo en 4,75 y dos más en 4,80 y se deshizo luego en sollozos. Ayer saltó a la primera 4,71, 4,81 y los 5,06 del récord. Concurso propio de Sergey Bubka: un salto para entrar en materia, otro para vencer y el tercero para subir más alto que nunca y que nadie. Rogowska, en tanto, progresaba a trancas y barrancas desde los 4,61 y se quedó varada en 4,86. No todos los días son fiesta. Pero, si en polaco existe esta frase hecha, que le quiten lo bailao, porque ella sigue siendo la campeona.

Isinbayeva continúa en la lucha por el millón de dólares. Igual que la estadounidense Sanya Richard (400) y el etíope Bekele (5.000). El próximo viernes, en Bruselas, apoteosis final de la Golden League y reparto de lingotes de oro.