Temas del día

Bolt es la nueva frontera

Atletismo | Mundiales de Berlín | 200m (M)

Bolt es la nueva frontera

Bolt es la nueva frontera

ap

Hizo récord mundial (19.19) saliendo con el mejor tiempo de reacción

Hacia las 19:00 horas en Berlín, cuando iba a empezar la altura femenina, las cámaras se detenían en Usain Bolt, en la pista de calentamiento. Usain llevaba una curiosa leyenda rotulada sobre su camiseta amarilla de mangas cortas, la del equipo de Jamaica, la que no necesita quitarse para desmochar récords fantásticos. Esto escribía Usain Bolt en su pecho: 'Ich bin ein Berlino'. En principio, 'Berlino' es el nombre del oso mascota del Mundial. Pero hay algo más

La frase es la adaptación al Siglo XXI y a estos nuevos tiempos de aquello que el Presidente John F. Kennedy, el presidente de Camelot, lanzó a los agobiados berlineses en la Rudolph-Wilde Platz, en junio de 1963: "Ich bin ein Berliner". "Yo soy un berlinés". Fue otro de los hallazgos de Kennedy: y de sus escribientes, Teddy Sorensen y Arthur Schlesinger Jr. Los hombres de la Nueva Frontera.

¿Es Bolt otra Nueva Frontera? Ya es un berlinés más, como lo fue Kennedy. Como Jesse Owens. 73 años después de Owens y a los 46 años del discurso de JFK, Berlín apadrina a un nuevo héroe que no se hace amar con discursos, sino con récords asombrosos. Armin Hary y Michael Johnson dicen que Jesse Owens fue el mejor de todos los tiempos. Owens, Johnson, Carl Lewis y alguno más (¿Zatopek, Nurmi?) fueron seres humanos prodigiosos. Pero seres humanos. Esto de Bolt es la Nueva Frontera.

Lo que hace 'Berlino' Bolt no lo ha hecho nadie. Ya no son los récords. Es que los ensarta corriendo contra él mismo y contra nadie más: sin competencia. Cuatro hombres volaron ayer por detrás de Bolt, por debajo de 20 segundos en 200 metros. El panameño Alonso Edward, plata: 19.81. Wallace Spearmon, bronce: 19.85. Shawn Crawford, cuarto, 19.89. Steve Mullings, quinto, 19.98. Todos, atomizados, reducidos a la categoría de espectadores de un relámpago o un fenómeno: Usain Bolt. 19.19 en 200 metros, rebajando 11 centésimas a su récord de un año atrás en Pekín. Hizo bien Tyson Gay en no presentarse al 200. Excepto ganar, a Gay podía haberle pasado cualquier cosa. ¿Dónde quedan los galácticos 19.32 de Michael Johnson en Atlanta 96?

Usain Bolt apenas había entrenado la curva del 200, por aquel accidente de coche. Pero es su prueba preferida y la marca de Lausana, 19.59, el 7 de julio, entre aguaceros, truenos y relámpagos, decía mucho. Ayer arrancó con la mejor reacción (133 milésimas: encima), trazó la curva como un vendaval, entró solo en recta (con 0,3 de aire en contra), y, más solo aún, en un último cambio suave, empezó a mirar al marcador electrónico, detenido en 19.20. No fue 19.20, sino una centésima menos. 19.19. Yo no soy un berlinés, pero ésta es la Nueva Frontera. Una locura.