El Laredo se salva del último timo nigeriano

Polideportivo | Fraude por Internet

El Laredo se salva del último timo nigeriano

El Laredo se salva del  último timo nigeriano

Dos jugadoras se ofrecían al club sólo por el viaje

No se sabe cuántos clubes habrán caido en la trampa, porque a nadie le gusta que le timen y luego contarlo, pero a José Miguel Elu, presidente del Laredo, le da la impresión de que él no es "el primero con el que contactan" y le piden dinero para ayudar a evitar una muerte segura "a dos jugadoras de voleibol, que están en Nigeria, y que quieren que las ayuden a salir del país por los peligros que corren".

Jeniffer Laya, delegada del Laredo, fue quien recibió el primer correo electrónico. "Luego, todos fueron para mí", explica Elu, quien resume el timo: "Una persona, en nombre de dos jugadoras, nos pide que les paguemos el billete de avión, y se comprometen a jugar con nosotros la próxima temporada, sólo por el alojamiento y la comida".

Y eso le interesó al club cántabro, siempre con déficit de jugadoras, que asumía el pago del avión "remitiendo el billete electrónico ya pagado". Pero luego continuaron las exigencias: si se enviaban los billetes faltaban 1.000 dólares para viajar de la selva a Lagos, porque era necesario pagar a un conductor que se arriesgara a meterse en la carretera con dos chicas blancas y en la situación "de revolución social que vive el país, sin miramientos ante dos mujeres extranjeras, guapas y blancas (primero parecían nigerianas y luego se comunicó que eran españolas)", según los correos que le llegaban al club español, cada vez más presionado para que remitiese una cantidad "que salvase a las chicas".

"Dijimos que fuesen a nuestra Embajada, que allí enviábamos el dinero", dice Elu, que el viernes recibió otro mensaje: "Soy el conductor. Dos mujeres y un hombre españoles han sido secuestrados". El mismo mensaje se remitió a la Embajada Española, y esta lo remitió a la Comisaría General de Policía de Madrid, al grupo de secuestros y extorsiones que había actuado para liberar a dos empresarios españoles en Lagos en el mes de marzo.

Todo parece que es un fraude, pero el caso es que las dos chicas existen; los carnés de identidad de ellas que remitieron son reales, y eso le tiene un poco sorprendida a la Policía española, que el mismo viernes se puso en contacto con José Miguel Elu, además de investigarle.

Hasta ahora se conocían muchos timos originados en Nigeria (herencias, premios, negocios...) pero este, el de la oferta de deportistas en peligro, es el primero del que se tienen noticias, "aunque también es posible que se hayan producido y no se cuente porque la cantidad que se pide no es excesiva".