Illana: "Es un milagro"

NATACIÓN | MUNDIAL

Illana: "Es un milagro"

Illana: "Es un milagro"

El saltador español Javier Illana consideró hoy, en declaraciones a EFE en Roma, "un milagro" su sexta plaza en la final de trampolín desde 1 metro y el hecho de que España haya metido a dos atletas entre los doce mejores del mundo.

Illana y Carlos Calvo se clasificaron sexto y duodécimo, respectivamente, de la final que abrió hoy los Mundiales de Natación de Roma 2009. "Me esperaba solamente entrar en la final y en la final quería entrar entre los ocho primeros, quería luchar por las medallas y me he quedado cerquita, pero con un sexto, tal y como van los saltos en España, que ya sabemos que no son muy potentes, nos podemos dar con un canto en los dientes", explicó a EFE.

"En Melbourne entré en las semifinales y me quede el séptimo aquí he sido sexto, espero una medalla en el próximo mundial", dijo el saltador de Madrid, que añadió: "mi mejor prueba es la de 3 metros, en la que espero quedar bien".

"Me veo con progresión, vengo de unos años muy difíciles, con mucho cambio de entrenador, el hecho de tener aquí a Manolo Gandarías, que nos ha sabido llevar; gracias a él he sido sexto", dijo. Recordó: "Canadá tiene 400 niños solamente en la piscina de Montreal y China tiene 200.000 saltadores. Es para aplaudirnos". llana dijo: "España necesita una medalla" para que este deporte crezca, y, sobre su planteamiento en la final, señaló: "no he querido arriesgar, he ido a asegurar y he quitado un salto de máximo riesgo".

Calvo se mostró muy satisfecho de su participación en la final. "He ido en decadencia. Los dos primeros saltos he ido muy fuerte y del tercero no me puedo quejar, el quinto, que es un salto que tengo dominado, lo he fallado", dijo.

"Es mi primera final en un Campeonato del Mundo y estoy contento, ya por fin me he metido entre los doce primeros del mundo. Estoy agotado", manifestó. Añadió: "es algo histórico; dos españoles en una final".

El segundo español opinó: "me lo merecía; para esto llevo trabajando desde los ocho años. Esto va a aumentar mi autoestima" Reveló que siempre ha querido ser saltador desde que con cuatro años vio la competición olímpica de Barcelona en 1992: "he nacido para los saltos".