Gebrselassie: un millón de dólares por batir el récord

Atletismo | Maratón de Dubai

Gebrselassie: un millón de dólares por batir el récord

Gebrselassie: un millón de dólares por batir el récord

ap

Cobrará 250.000 sólo por correr

Si Haile Gebrselassie gana esta próxima madrugada en el Maratón de Dubai, se llevará un cuarto de millón de petrodólares. Pero si bate su propio récord mundial (2h 03:59), percibirá un bonus extra de un millón. Además, recibirá otros 250.000 dólares sólo por competir, aunque la cifra no está confirmada oficialmente, porque los fijos de salida raramente se hacen públicos.

"Estoy en buena forma, mejor que el año pasado por estas fechas. Creo que podría hacer 2h 02:59, pero teniendo en cuenta mi edad (35 años) tal vez sea más realista hablar de 2h 30:30 o de 2h 30:20", dice el atleta. Cualquiera de las tres marcas sería récord mundial. Si lo bate habrá mejorado ya 27 plusmarcas a lo largo de su vida deportiva, entre pista al aire libre y en sala y pruebas en carretera.

La plusmarca mundial de maratón la tiene el etíope en 2h 03:59, de forma que correr en un segundo menos le reportaría millón y medio de dólares (1,2 millones de euros). Parece que la crisis económica aún no ha llegado al Golfo Pérsico, que organiza la carrera con mayor recompensa económica de la historia del atletismo. El patrocinador principal es Dubai Holding, un conglomerado de empresas que abarca desde la salud a la alta tecnología.

Ganó en 2007.

Gebre ya ganó el año pasado en esta carrera del emirato árabe de Dubai, y lo hizo en un tiempo de 2h 04:53, a sólo 27 segundos de su récord mundial de entonces. El premio del millón no es un brindis al sol: la marca es accesible para el Pequeño Emperador, que está ahora en la cima de su carrera, a pesar de que el próximo mes de abril cumplirá 36 años. En Dubai, además, se encontrará un recorrido absolutamente llano, al borde del mar, y con una temperatura ideal. El peligro puede ser el viento, además de sus compatriotas Tesfaye Tola, plata en Sydney 2000, y Geshaw Melese Asfaw, séptimo en Pekín, y el keniano William Kiplagat.