Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

El Inter Movistar sufre para llevarse la Supercopa ante un digno Caja Segovia

fútbol sala | supercopa de españa

El Inter Movistar sufre para llevarse la Supercopa ante un digno Caja Segovia

La afición castellano-leonesa que abarrotaba el Pedro Delgado volvió a disfrutar con un partido digno de una final de Supercopa, a pesar de que su equipo no pudo ganar en la final a Inter Movistar, que tuvo en Schumacher a su jugador más desequilibrante con dos goles vitales a los cinco minutos de partido.

El Inter Movistar sufrió para alzarse con la XIX Supercopa de España y vencer al Caja Segovia (3-4) en un partido de infarto en el que apunto estuvieron de remontar los segovianos después de ir perdiendo por 3-0, pero en esta ocasión la épica de las semifinales no fue suficiente para ganar la final.

La afición castellano-leonesa que abarrotaba el Pedro Delgado volvió a disfrutar con un partido digno de una final de Supercopa, a pesar de que su equipo no pudo ganar en la final a Inter Movistar, que tuvo en Schumacher a su jugador más desequilibrante con dos goles vitales a los cinco minutos de partido.

Y es que el equipo madrileño salió con mayor intensidad, mientras que los locales se encomendaban a la labor ofensiva de Nano Modrego y el goleador Lin, pero no fue hasta que salió a los cinco minutos por primera vez en el torneo el ala-pívot Borja Blanco, cuando ''Schumi'' consiguiera marcar en un minuto dos tantos para la ''máquina verde'' gracias a dos asistencias del internacional español.

El Caja Segovia, ''tocado'', se fue al ataque, impulsado por una afición que no dejaba de animar y liderado por el joven David, una de las revelaciones del torneo, aunque el conjunto de Juan Luis Alonso siempre daba sensación de inquietud.

Tuvo que ser Daniel, quien abriera brecha en el marcador mediante un gol en el último minuto del primer periodo para mermar psicológicamente a los anfitriones, que cada vez que lo intentaban se acababan topando con la mala suerte o con la destreza de Luis Amado.

El Caja sigue soñando

Tras el descanso, al que se llegó con un tenso enfrentamiento sin más incidentes en la cancha, los anfitriones siguieron intentándolo, pero el cansancio acumulado del esfuerzo realizado en la semifinal de ayer hizo mella, pese a que seguían gozando de ocasiones amparado en el descaro de Lin.

A partir del ecuador de la segunda parte, el Caja forzó a su rival a que se cerrara atrás y con Cidao como quinto hombre, asedió al equipo alcalaíno, pero Luis Amado emergió para demostrar una y otra vez que es el mejor portero del mundo hasta que Miñambres y Nano Modrego, ambos de lanzamiento lejano, pusieron emoción al desenlace.

Así, se llegó a los últimos minutos de infarto en los que cualquier equipo podía acabar llevándose la final. Jordi Torras dio aire al Inter, que pese a un nuevo tanto de Miñambres, no dejó escapar su novena Supercopa.