El "putt" de Sergio García resurge y le permite liderar el prestigioso "The Players Championship"

Golf | The Players Championship

El "putt" de Sergio García resurge y le permite liderar el prestigioso "The Players Championship"

El "putt" de Sergio García resurge y le permite liderar el prestigioso "The Players Championship"

Europa Press

Al de Borriol le funcionó en esta ocasión el ''putt'', su talón de Aquiles otras veces, y se dio su primera gran alegría de la temporada

El golfista español Sergio García volvió a brillar después de mucho tiempo y se hizo con el liderato del prestigioso ''The Players Championship'', considerado por muchos como el quinto ''grande'', después de la disputa de la primera jornada.

El castellonense llevaba una temporada muy discreta y no consigue una victoria en suelo americano desde casi tres años, pero esta pasada madrugada ''despertó'' y con una tarjeta de 66 golpes, seis por debajo del par, le permitió ser el primer líder del evento con dos impactos de ventaja sobre los estadounidenses Kenny Perry y Paul Goydos.

Al de Borriol le funcionó en esta ocasión el ''putt'', su talón de Aquiles otras veces, y se dio su primera gran alegría de la temporada. Sólo un error en forma de ''bogey'' en el penúltimo hoyo le privó de un mejor resultado, labrado a base de ''birdies'', siete en total, el séptimo en el último hoyo para compensar su fallo anterior.

"Los ''greenes'' estaban muy bien, muy rápidos y la bola rodaba muy bien. No voy a decir que fue fácil, pero no fue tan sencillo. Siento que cada vez estoy más cerca y que puedo hacerlo", señaló García, segundo en ''The Player Championship'' el pasado año, sobre su juego y el futuro de su sequía.

Por otro lado, los otros dos representantes españoles en el torneo, José María Olazabal y Miguel ngel Jiménez, también tuvieron un buen comienzo y ambos firmaron un recorrido de 70 golpes, dos por debajo del par.

El jugador vasco no comenzó bien con dos ''bogeys'' en los tres primeros hoyos, pero posteriormente se recuperó con un gran final donde encadenó cuatro ''birdies'', mientras que el malagueño hizo lo mismo que su compatriota y amigo, bajando del par gracias a dos ''birdies'' en los dos últimos hoyos.