Escocia humilló a Inglaterra

Rugby | VI Naciones

Escocia humilló a Inglaterra

Escocia humilló a Inglaterra

Getty Images

Gales ganó a Irlanda, la Triple Corona y aspira al Grand Slam

Dublín amaneció plomizo mientras lloviznaba en Edimburgo, donde llaman verano a seis semanas de lluvia. En los banquillos, O'Sullivan evitó a Gatland, Asthon evitó mojarse y Hadden evitó esconderse.

Gales castigó al paquete irlandés hasta vaciarlo y abrió el campo. Escocia buscó el cuerpo a cuerpo conveniendo que su delantera era más encajadora, a sabiendas de que el barro le daba dos riñones de ventaja. Inglaterra se desangraba a golpes de castigo con unas patadas de Jonny Wilkinson (nuevo récord: 1.099 puntos) más laxantes que venenosas. Escocia apretaba la soga a los ingleses fiel a su indómito coraje, al pick and go, y al tiempo Gales sobrevivía al sin bin (Philips y Williams) con el ensayo del eléctrico Shane Williams.

Irlanda vulgar en el set-piece y mediocre atrás, entregó la Triple Corona a una Gales donde los Jones son legión. E Inglaterra, cuyos jugadores ya no beben cerveza ("acabaremos pareciendo futbolistas", bramaba Martyn Johnson), murió de rodillas. Atardeció Dublín plomizo, mientras jarreaba en Londres. En Edimburgo la lluvia jugueteaba con el arcoiris anticipando el verano cuando Hines alzó la Calcuta Cup.