Interviu se cita con el Lobelle Santiago en la final española

Fútbol Sala | Recopa de Europa

Interviu se cita con el Lobelle Santiago en la final española

El Interviú Fadesa será mañana el rival del Lobelle de Santiago en la final de la Recopa de Europa de fútbol sala, que se juega en Nis (Serbia) y en la que el equipo gallego defiende el título, tras derrotar hoy al Icobit Montesilvano italiano por 1-2.

El Interviú Fadesa se clasificó hoy para la final de la Recopa de Europa de Fútbol Sala al imponerse por 1-2 al Icobit Montesilvano y sumar su segunda victoria de la competición. Los alcalaínos, que juegan esta competición como últimos campeones de Copa, no fallaron y a los 10 minutos ya comandaban el marcador gracias a Torras, que puso en ventaja a los suyos.

En un partido muy disputado, los de Jesús Candelas sufrían para mantener la ventaja y, de hecho, nada más iniciarse la segunda parte, Garcías ponía el empate y traía el nerviosismo para los españoles.

Sin embargo, la ''máquina verde'' supo templar el pulso, hacerse de nuevo con las rienda del choque y Andreu, en el 27, ponía el 1-2 en el marcador. El empate también servía, pero la victoria certificó la clasificación con mayor jerarquía.

El Lobelle luchará por revalidar título

El Lobelle de Santiago venció hoy al Aktobe BTA por 3-2 en la localidad serbia de Nis, con lo que se clasificó para la final de la Recopa, en la que luchará por revalidar el título europeo ante el Interviú Fadesa o el Icobit Montesilvano italiano.

El conjunto de José Venancio López, seleccionador nacional, nofalló ante un rival correoso. Tras deshacerse del equipo anfitrión el viernes por 5-2, al cuadro gallego le bastaba el empate y, lejos de conformarse con las tablas, hizo lo mejor, salir a por el partido.

Así, se adelantó pronto con una diana de Leitao (m.5), aunque el Aktobe reaccionó, aumentó la presión y en el ecuador del primer periodo igualó la contienda por medio de Lystopad.

En la primera mitad del segundo periodo fue cuando el Lobelle de Santiago selló su pase a la final, con dos dianas de Betao (m.25) y de Miguel (m.30), que rubricaron los mejores minutos del torneo.

El equipo kazako no se rindió y buscó el milagro, pero tan solo logró acortar distancias con un gol de Shpichka (m.38) y darle algo de emoción a los últimos instantes, en los que incluso tuvo opciones para empatar.