Competición
  • Clasificación Eurocopa

Iban Mayo, positivo por EPO en el Tour de Francia

Ciclismo | Tour de Francia

Iban Mayo, positivo por EPO en el Tour de Francia

Iban Mayo, positivo por EPO en el Tour de Francia

AFP

El corredor de Igorre, que llegó a colocarse tercero en la general del Tour en Tignes, pasó el control antes de la última etapa de los Pirineos. Es el tercer caso positivo que tuvo lugar en el transcurso de la carrera gala junto a los de AlexandreVinokourov y Cristian Moreni.

El ciclismo español recibió ayer la noticia del positivo por EPO de Iban Mayo en pleno festejo del éxito de Alberto Contador. El Saunier Duval lo anunció a última hora de la tarde. El vasco había dado positivo en el control al que fue sometido el pasado martes, durante la segunda jornada de descanso del Tour. La reacción del equipo que dirige Josean Fernández Matxin fue inmediata y fulminante: "En la línea de limpieza y lucha contra el dopaje que abandera el equipo, el corredor queda inmediatamente suspendido de empleo y sueldo a la espera del contraanálisis, tras el que, si se confirma el positivo, se procedería a la rescisión de su contrato".

Horas antes, Matxin, conocedor ya del positivo a través de la UCI, se había puesto en contacto con Iban Mayo, que cayó en el abatimiento y sólo pudo comentar: "No es posible, no es posible", cuando su director le comunicó la nefasta noticia. Sin embargo, otras fuentes consultadas por AS confirman que el corredor podría haber reconocido al director su culpabilidad.

Según los plazos en la presunta administración de EPO, ésta debió producirse unoscuantos días antes, durante la misma carrera. De esta forma, la situación se convierte en aún más incomprensible, porque del suspuesto dopaje no se derivó un aumento del rendimiento del corredor. Al contrario, fue de más a menos.

Iban Mayo había ilusionado a la afición porque después de tres años de decepciones en la ronda gala con los colores del Euskaltel-Euskadi, en su primer Tour con el Saunier-Duval había alcanzado el tercer puesto en la general del Tour tras la etapa alpina que llegó en Tignes. Posteriormente, sus prestaciones cayeron, siempre con la excusa de buscar un triunfo de etapa y olvidarse de un podio que se había vuelto imposible tras la contrarreloj de Albi.

La etapa siguiente a la del día que pasó el control que ha dado positivo, Mayo entró en una larga fuga camino del Aubisque junto a Carlos Sastre, pero no pudo culminarla y cedió más de seis minutos en la meta. En la general final, Iban Mayo concluyó el Tour de Francia en la decimosexta posición a más de 26 minutos de Contador. Si el contraanálisis confirma el positivo del ciclista vizcaíno, será sancionado con dos años y, en consecuencia con la carta que todos los corredores debieron firmar antes del Tour, tendrá que entregar un año de su sueldo a la Unión Ciclista Internacional.

Ya fue sospechoso en el Giro

Iban Mayo ya se vio envuelto en la polémica por dar valores de testosterona demasiado altos en el pasado Giro de Italia. El caso finalmente no prosperó ni fue considerado positivo porque el corredor vasco disponía de un permiso médico que confirmaba que tiene esos elevados porcentajes de forma natural. La Unión Ciclista Internacional (UCI) tranquilizó al Saunier Duval entonces, al comunicarles que el no negativo no conllevaba ninguna sanción si se probaba la inocencia de Mayo. Además del escalador, otros dos controles realizados en la ronda italiana resultaron sospechosos: el de su compañero en Saunier Leonardo Piepoli y el de Alessandro Petacchi. Ninguno de ellos fue sancionado. Sin embargo, el ciclista de Igorre no correrá la misma suerte esta vez, pues ya ha sido suspendido.