Isabel Fernández será la abanderada de España en los Juegos

Olimpismo | Atenas 2004

Isabel Fernández será la abanderada de España en los Juegos

Isabel Fernández será la abanderada de España en los Juegos

La federaciones olímpicas, que barajaron el nombre de Jesús Rollán, primaron sus méritos deportivos y su clasificación directa.

La yudoca Isabel Fernández será la abanderada de la delegación española en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Atenas, que se celebrará el próximo 13 de agosto en el Estadio Olímpico de la capital griega, según acordó "por unanimidad" la Junta de Federaciones Olímpicas reunida en la sede del Comité Olímpico Español (COE) en Madrid.

Isabel Fernández, oro en Sydney y bronce en Atlanta, además de cinco veces campeona de Europa y una vez del mundo, sucederá al waterpolista Manuel Estiarte, abanderado en los Juegos Olímpicos de 2000. Fernández es la segunda mujer que portará la bandera, tras la Infanta Cristina en los Juegos de Seúl'88.

Isabel Fernández fue elegida la abanderada por cumplir los méritos deportivos, de representatividad, de personalidad y, además, por estar clasificada directamente para los Juegos Olímpicos y no por otro procedimiento como una invitación.

Echevarría enumeró los requisitos

El presidente del Comité Olímpico Español, José María Echevarría, expuso, tras la celebración de la Junta de Federaciones Olímpicas, los requisitos que debían tener los candidatos a ser abanderados en los próximos Juegos Olímpicos de Atenas.

Un capítulo que fue estudiado en esta ocasión por primera vez después de que nunca se hubiese suscitado ninguna controversía a la hora de seleccionar a la persona que encabezaba la delegación española.

En primer lugar, se puso sobre la mesa una primera categoría de méritos que incluían los deportivos, los de personalidad y los de representatividad. Estas características iniciales fueron aprobadas por unanimidad en la Junta.

El otro mérito a cumplir que se incluyó entre los requisitos para ser abanderado fue el de estar clasificado directamente para la cita olímpica. Esta exigencia también se aprobó por parte de los distintos presidentes de las federaciones deportivas, aunque esta vez por mayoría y no por unanimidad. Una condición que apartaba de las posibles candidaturas a Arantxa Sánchez Vicario.

Dos opciones: Fernández y Rollán

La tenista, con dos medallas de oro y otras dos de bronce, había recibido una invitación por parte del COI para participar en los dobles, tras regresar este año a las pistas.

Tras ser aceptados estos méritos que debía poseer el futuro abanderado español se apuntaron los nombres de Isabel Fernández y del portero de waterpolo Jesús Rollán como más firmes candidatos.

Finalmente se decidió por unanimidad, según aclaró José María Echevarría, que fuese Isabel Fernández la abanderada de la delegación española en los Juegos Olímpicos de Atenas, en lo que es un reconocimiento al deporte femenino español, cada vez con mayor presencia dentro de la delegación.