Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

Escupen y pegan al juez que cerró Ferro Carril

Argentina | Ferro Carril

Escupen y pegan al juez que cerró Ferro Carril

Escupen y pegan al juez que cerró Ferro Carril

pérez / diario olé

Rodolfo Herrera fue zarandeado por unos 200 hinchas que intentaron asaltar la sede del histórico club bonaerense.

El fútbol argentino brindó ayer un nuevo capítulo deplorable, otra muestra más de que las cosas no funcionan. En esta ocasión, el bochorno llegó desde la Tercera División, con el histórico Ferro Carril Oeste como centro de la noticia. El club fue declarado en quiebra hace unos días por el juez Rodolfo Herrera. El propio Herrera llegó alrededor de las seis y media de la tarde del jueves a la sede del club para reunirse con las tres personas que actualmente llevan las riendas de la entidad bonaerense: Osvaldo Valera, Jorge Oliva (ambos contables) y Eduardo Andrada (abogado).

El encuentro tuvo lugar mientras la tensión se desbordaba a sólo unos metros, fuera de la sede del club. Allí, cientos de aficionados protestaban por la quiebra, por la situación de su equipo del alma. "¡Qué boludo, a la quiebra se la meten por el culo!" o "Traigan más policías, traigan más patrulleros, que a Herrera lo vamos a prender fuego" eran algunos de los gritos que se escuchaban en Caballito. El enfado estalló cuando Herrera abandonó las oficinas del club.

Entonces, unos 200 hinchas lo recibieron con insultos. Y de ahí se pasó a la acción: los exaltados le escupieron, le abroncaron, le empujaron, le golpearon. Afortunadamente, la intervención de la Policía evitó incidentes mayores. Herrera salió a la carrera y los furgones policiales desaparecieron, pero los hinchas se quedaron, amenazando con ocupar la sede del club. Rodolfo Herrera dispuso la quiebra porque Ferro, fundado en 1904 por trabajadores ferroviarios y símbolo de la deteriorada clase media bonaerense, acumulaba una deuda de 7,7 millones de euros.