Competición
  • Champions League
Champions League
APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

Mucho Auxerre y muy poco Betis

Copa de la UEFA | Auxerre 2 - Betis 0

Mucho Auxerre y muy poco Betis

Mucho Auxerre y muy poco Betis

morenatti

Un error de Prats en el primer gol francés marcó el encuentro.

Calla, guapo canalla. Al Betis, tan guapo él, lo vistieron de negro para bajarlo de la nube en la que paseaba por Europa. En el recuerdo del castigo no estarán ni el frío, ni la presión, ni el presunto infierno. Fue todo tan simple como un agujero de Prats y una bárbara maravilla de Cissé. Una jugada, marea negra o llamarada fugaz que carbonizó a Rivas, deslumbró a Prats y abrió las puertas del cielo a la sentencia de Lachuer.

Pero el Betis lleva tiempo con escapes de fuel pesado en esa maquinaria que tanto relucía en septiembre. Hay gente cansada, medio lesionada y, como Juanito, totalmente lesionada. El equipo ha bajado una velocidad y donde se nota es en la circulación de balón: Assunçao, Ito, Joaquín, Alfonso...

En la montaña de Montjuïc, Daniel Rolland, la eminencia gris del cazurro Guy Roux, había observado los pequeños incendios en el juguete de Víctor Fernández. Roux dijo que "el Betis está mejor que en la ida". Para que lo entiendan, el entrenador del Auxerre siempre juega al despiste. Rolland y Roux planearon que la clasificación del Auxerre pasaba por no perder el orden y no encajar un gol. A los cuatro minutos, el balón ya se le escapó a Prats. Kapo no llegó al rechace por puro milagro, pero la jugada puso de los nervios a la defensa del Betis y desquició a Prats. Y de repente, el golpe de Tainio descosió las cuadernas del Betis, en cuyas camisetas negriverdes empezaron a aparecer... hilitos de fuel mezclados con azufre. Un cóctel tóxico. El Auxerre esperó y el Betis no jugó, a remolque de Assunçao, que se convertía en estatua de piedra cuando se cruzaba con Kapo. Muy poco antes del descanso, Cissé persiguió un balón largo, y, en el cruce con Rivas dio sensación de... volar. Y tres minutos después del descanso, Cissé volvió a subir de cilindros, desintegró a Rivas y encontró a Lachuer con la puntilla lista. Quedaba casi medio partido después del 2-0, pero ningún Betis a la vista, sólo la marea del Auxerre, negra con azufre envuelta en camisetas blancas. Calla, guapo canalla... y adiós.

La maldición de la tercera ronda

Víctor Fernández anunció en la previa al encuentro de ayer que el Betis iba a encarar un "encuentro histórico". Y no le faltaba razón porque el conjunto verdiblanco nunca había pasado en sus participaciones en competiciones europeas de la tercera ronda. Sigue la maldición.