LaLiga Santander
Premier League
Liga Portuguesa
Liga Rumana
FINALIZADO
ACS Sepsi ACS Sepsi SEP

0

FC Botosani FC Botosani BOT

1

FINALIZADO
Universitatea Craiova Universitatea Craiova UCR

3

FC Voluntari FC Voluntari VOL

1

FINALIZADO
Steaua Steaua STE

2

Viitorul Viitorul VTR

0

Liga Turca
FINALIZADO
Ankaragücü Ankaragücü ANK

0

Basaksehir Basaksehir BAS

1

FINALIZADO
Kasimpasa Kasimpasa KAS

0

Kayserispor Kayserispor KAY

3

NBA
FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

99

Milwaukee Bucks MIL

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

110

Utah Jazz UTA

97

FINALIZADO
New York Knicks NYK

107

Charlotte Hornets CHA

119

Liga Griega
FINALIZADO
Panetolikos Panetolikos PAN

2

Apollon Smyrnis Apollon Smyrnis APL

1

FINALIZADO
Panionios Panionios PAN

1

Levadiakos FC Levadiakos FC LEV

1

Liga Mexicana - Apertura

Chacho metió a Bulgaria en la historia de España

Selección | España - Bulgaria

Chacho metió a Bulgaria en la historia de España

Chacho metió a Bulgaria en la historia de España

España masacró a Bulgaria en 1933 por 13-0, la mayor goleada conseguida hasta ahora, pero las críticas fueron feroces.

En el mes de abril de 1933 la Selección española había viajado a París y Belgrado. Los resultados fueron decepcionantes, ya que se sufrió la primera derrota ante los franceses y el empate con los yugoslavos supo a poco dada la categoría que entonces tenía el equipo balcánico. La crítica fue feroz, implacable. El 21 de mayo estaba anunciada la desconocida Bulgaria en Chamartín y en el campo del Madrid FC tuvo lugar el partido bajo una lluvia torrencial. La Selección española, picada en su amor propio, consiguió el mayor triunfo de su historial. Trece a cero con seis goles del coruñés Chacho, tres de Elícegui, dos de Luis Regueiro, uno del españolista Bosch y otro de un defensor búlgaro en propia puerta. Tres de nuestros jugadores, Chacho, Elícegui y Gamborena, actuaban entonces en nuestra Segunda División. El triunfo personal de los dos máximos goleadores motivará más tarde su fichaje por el Athletic de Madrid. La Prensa de entonces no lanzó las campanas al vuelo. Se culpó a la Federación por traer a un equipo tan malo. Se criticó a los jugadores hispanos por ensañarse con tan flojo rival en lugar de haber aprovechado los encuentros del mes anterior para demostrar su categoría y, por supuesto, se ridiculizó a los adversarios con tintes de cómica crueldad. Se sacó a relucir que los jugadores españoles se habían quejado de la lluvia cuando visitaron Londres, cuando la derrota humillante de Highbury, y que ahora, bajo la lluvia, golearan escandalosamente. Se exigía que todo el preciosismo, las combinaciones, el remate y los goles exhibidos contra los búlgaros, deberían realizarlo frente a Inglaterra, Italia o Francia. Eso sí. Se recalcó que nuestros simpáticos visitantes no habían tenido un mal modo, se comportasen con exquisita corrección y aguantaran la exhibición española sin una intemperancia. En fin, que no parecieron los antecesores de Stoichtkov. Gracias a este encuentro Eduardo González Valiño, conocido deportivamente por Chacho, se aupó y todavía sigue en él, al pedestal de ser el máximo goleador, con seis tantos, de nuestra Selección absoluta en un encuentro internacional. A pesar de este resultado, la Asamblea Federativa se cargó al seleccionador José María Mateos.