Los magníficos salen al rescate

Liga de Campeones | Real Madrid-Roma

Los magníficos salen al rescate

Los magníficos salen al rescate

Figo, Raúl, Ronaldo, Zidane y Roberto Carlos coincidirán hoy/El mejor quinteto ofensivo del mundo, contra la crisis/El Roma de Capello se la juega

Claro, tal y como está el patio, yo les digo que prepárense que esta noche actuarán Los Cinco Magníficos y me arriesgo a que algún gracioso me apunte si no serán más bien Los Panchos. Acepto los dardos, pero incluso los descreídos mullen a estas horas el sillón, si es que no hicieron cola para conseguir una entrada. Porque la capacidad de ilusionar que genera el Madrid sigue intacta. Poco importa el mal juego de los últimos partidos o los mofletes de Ronaldo, pues existe la esperanza, que es casi certeza, de que en cualquier momento ocurrirá algo especial.

Y podría ser hoy, porque parece que, por fin, coincidirán en el campo Figo, Raúl, Ronaldo, Zidane y Roberto Carlos, probablemente el mejor quinteto ofensivo del mundo (con permiso de Rivaldo). Será el equipo de gala (el único compensado), incluido el renqueante Cambiasso, que ha tenido una recuperación milagrosa tras salir tocado el sábado. El puesto del argentino deja con las ganas a sus tres posibles relevos: McManaman, Guti o Solari; quizá por este orden.

Frente a ellos, el Roma de Capello, ególatra muy apreciado por los que fueron sus jugadores en el Madrid, pero al que el pueblo soberano le tiene ganas, para qué nos vamos a engañar. En fin, que los romanos son un equipo de gran talento, aunque algunos de sus jugadores lo más elaborado que tienen en la cabeza es el peinado. Y no sé por qué están pensando en Panucci, de grandes recuerdos para el madridismo las dos noches que le apeteció jugar al fútbol.

Como se ve, la historia del Roma y el Madrid se ha entrecruzado muchas veces. El brasileño Cafú pudo ser madridista, el ideólogo Guardiola no lo pudo ser nunca y el central Walter Samuel podría serlo pronto.

Precisamente, Guardiola se insinúa como el conejo en la chistera de Capello, quizá por aquello de convocar a los viejos fantasmas del madridismo. Pero como Guardiola es un romántico tampoco hay que descartar que le termine metiendo un pase en profundidad a Ronaldo, en plan didáctico, digo.

El apuesto Totti, aunque renqueante, sigue siendo lo más florido del Roma. Si en algún momento pugna por el balón con Zidane aquello puede ser el Lago de los Cisnes, de puro elegante.

Mientras los italianos se juegan esta noche el pase a la segunda ronda, el Real Madrid, virtualmente clasificado, pone en juego casi tanto como la honra, la credibilidad. El rival es un igual (de glamouroso, al menos), juegan Figo y Raúl. Visto así es imposible perder.