JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

China responde a Biden ante el posible boicot diplomático a los Juegos de Invierno

El portavoz de Exteriores chino aseguró que "politizar el deporte va en contra del espíritu olímpico". Rusia también critica este posible boicot.

0
El presidente de China Xi Jinping y el presidente de Estados Unidos Joe Biden.
GREG BAKER NICHOLAS KAMM AFP

China afirmó hoy que "no se puede politizar el deporte" porque "eso va en contra del espíritu olímpico y daña los intereses de los atletas", en respuesta al presidente estadounidense, Joe Biden, quien aseguró que su Gobierno está evaluando un boicot diplomático a los JJOO de invierno en Pekín.

"Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022 son un escaparate para deportistas de todo el mundo. Politizar el deporte va en contra del espíritu olímpico y de los intereses de los atletas", dijo este viernes en rueda de prensa el portavoz de Exteriores Zhao Lijian.

Agregó que los presuntos abusos de derechos humanos por parte del Gobierno chino en la región noroccidental de Xinjiang, motivo por el cual EE. UU. estaría considerando boicotear los juegos, no son más que "una campaña de difamación".

"China nunca tolerará que ningún país se entrometa en sus asuntos internos", zanjó.

El jueves, Biden aseguró que su administración está "considerando" un boicot diplomático a los Juegos, lo que supondría que ni Biden ni ningún otro funcionario estadounidense acudiría al evento.

Según adelantó el miércoles The Washington Post, el boicot sería en reacción a los abusos de derechos humanos por parte del Gobierno chino.

El periódico indicó que la Administración de Biden podría aprobar el boicot antes de que acabe este mes.

Fuentes citadas por el diario indicaron que la decisión se tomará independientemente de lo hablado en la reunión virtual del lunes pasado (martes en China) entre Biden y su homólogo chino, Xi Jinping.

En su comunicado tras el encuentro, la Casa Blanca no mencionó que se hubiera tocado el tema de los Juegos Olímpicos.

El Gobierno estadounidense se limitó a señalar que Biden trasladó a Xi sus preocupaciones por las prácticas en Xinjiang, el Tíbet y Hong Kong, así como por los derechos humanos en general.

El Post señaló que, durante meses, responsables del Ejecutivo de Biden se han mantenido en silencio y han rechazado especular sobre si el presidente apoyaría un boicot total a esos juegos -lo que supondría que ningún atleta de EE.UU. participaría-, uno parcial o ninguno.

Legisladores demócratas y republicanos, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, han abogado por el boicot diplomático en protesta por los abusos contra los derechos humanos en China.

Moscú también critica el posible boicot de Estados Unidos

Moscú criticó este viernes el eventual boicot diplomático de los Juegos Olímpicos de invierno en Pekín, sugerido por Washington, y afirmó que el presidente ruso, Vladímir Putin, ha recibido la invitación para asistir a la inauguración del torneo.

"Lo valoramos negativamente", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al comentar las palabras del líder estadounidense, Joe Biden, sobre el posible boicot a la competición.

El jueves, Biden aseguró que su administración está "considerando" un boicot diplomático a los Juegos, lo que supondría que ni Biden ni ningún otro funcionario estadounidense acudiría al evento.

Según adelantó el miércoles The Washington Post, esa medida sería en reacción a los abusos de derechos humanos por parte del Gobierno chino.

El periódico indicó que la Administración de Biden podría aprobar el boicot antes de que acabe este mes.

Mientras, el Kremlin aseguró que Putin sí valora la posibilidad de acudir al torneo deportivo, que se celebrará en Pekín entre el 4 y 20 de febrero de 2022.

"El presidente Putin tiene una invitación para visitar Pekín con ocasión de la apertura de los JJOO. Después de que todos los detalles sean consenduados, haremos una declaración conjunta con nuestros socios chinos sobre esa visita", explicó Peskov.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) mantiene aún la prohibición a los funcionarios rusos a asistir a Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y Mundiales por un escándalo de dopaje que estalló 2015.

La prohibición, que es inapelable y ya no puede ser recurrida, afecta al presidente, primer ministro, ministros, miembros de la ambas cámaras del Parlamento y otros altos funcionarios del Estado ruso.

La excepción sería cuando un funcionario ruso sea invitado personalmente por los dirigentes del país organizador del torneo en cuestión.