JUEGOS OLÍMPICOS | ATLETISMO

Yulimar Rojas: "El oro olímpico empezó en el ranchito; ahora mi meta son los 16 metros..."

Yulimar Rojas, medalla de oro en triple salto con récord del mundo incluido (15,67), valora el registro y celebra el trabajo realizado para llegar hasta aquí.

0
Yulimar Rojas: "El oro olímpico empezó en el ranchito; ahora mi meta son los 16 metros..."
ATHIT PERAWONGMETHA REUTERS

Yulimar Rojas, medalla de oro en triple salto con récord del mundo incluido (15,67), valora el registro y celebra el trabajo realizado para llegar hasta aquí. Emoción, recuerdos de infancia y un salto de dieciséis metros como próximo objetivo. 

¿Cuándo pensaste en ser por primera vez campeona olímpica?

Ha sido cuando comencé... Siempre he tenido mucha afinidad por los deportes olímpcios. Soy una fan del deporte en general. ¿Qué te puedo decir? Se ha cumplido un sueño de muchos años, con mucho trabajo y somos campeones olímpicos. El trabajo de tantos años se ha cumplido aquí con este récord del mundo...

¿Qué importancia tiene Iván Pedroso en esta medalla de oro?

Iván lo es todo. Para mí es la base de todo este triunfo y todo este trabajo. Es la persona... Es un trabajo en conjunto y él ha sabido sacar el potencial que tengo para poder saltar. Creo que del cien por ciento se merece el cien por ciento de todo esto. No sólo el mío sino también el de mi compañera (Ana Peleteiro) que ha conseguido el bronce olímpico.

Oro olímpico con récord mundial. ¿Cómo vivió este momento?

¡Wow! ¡Increíble! Si puedo definirlo y puedo describir este momento es como algo mágico... Siempre he tenido fe en mi, fe en el trabajo diario y fe en la persona que soy y en la gran atleta que puedo convertirme... Creo que se ve ratificado aquí el poder y las ganas de salir adelante y triunfar. Me voy por la puerta grande, agradecida por este momento único y mágico. Va a quedar para siempre para las personas que lo vivieron aquí y también para los espectadores que lo siguieron por televisión.

El oro en Tokio comenzó en el Ranchito de Pozuelos...

¡Wow! El oro olímpico comenzó en el ranchito como has dicho, que se mojaba... No sufría, pero con las tormentas y la lluvia, se movía y  pasaba miedo... Y ahora mira... Una Yulimar Rojas consagrada aquí en Tokio y creo que es el ejemplo de la lucha, la constancia. Si crees y luchas por tus sueños lo puedes conseguir. Si tienes una meta y quieres lograr grandes cosas solo tienes que creértelo y no ponerte límites. Es parte del trabajo. Una victoria digna ... Una récord del mundo. Una medalla de oro... Ansiada por todo el mundo, no solo por mí sino por cuarenta millones de venezolanos y todos los que me apoyan.

Ha sido un guion perfecto...

En realidad yo sabía que podía lograr todo esto que me está pasando. Que el trabajo que veníamos haciendo todo el año era para consagrarlo y que Tokio no iba a ser la excepción. Que iba a venir aquí a entregarlo todo y así ha sido. Pienso que he cumplido conmigo misma. Sabía que podía hacerlo y aquí estamos.

¿Tenía la segurirad de que iba a batir el récord?

Con el trabajo del año y cómo me estaba viendo bien posicionada arriba de los quince metros me daba mucha confianza. Y solo quería venir a disfrutar, conseguir la medalla olímpica y conseguir el récord.

Siempre ha querido convertirse en la primera mujer que salta 16 metros...

(Risas). Es una meta muy presente en mi vida. Y mira hoy me quedé bastante cerca. Cada día pienso que lo tengo bien fijado y que se hace más latente la posible marca de los dieciséis metros. Soy una atleta que no se pone límites y mi techo no tiene límite. Puedo conseguir lo que mi mente y mi corazón quiere. Los dieciseis metros es parte de mi lucha diaria y vamos a ir poco a poco a seguir dándolo todo en lo que queda de mi vida deportiva.

Caterine Ibargüen le felicitó. Usted siempre dijo que era un ejemplo...

Van a pasar muchos años hasta que salga una nueva Caterine Ibargüen en Colombia. Sé que ella se quería ir de Tokio de una forma distinta, pero no tiene que demostrar nada a nadie. Porque lo ha demostrado todo y lo ha dado todo. Es una atleta que merece respeto y el honor y la admiración mía y de todo el mundo. Ha sido muy aguerrida, ejemplo de lucha y sacrificio... Para mí es una atleta que Colombia tiene que amar, respetar y, sobre todo, valorar.

¿El reencuentro con la familia?

Todavía no lo sé... Sé que tengo muchas ganas de ver a mi familia. Tengo unos pendientes... Estar en la Diamond League... Quiero ganar el Diamante y tengo una sorpresa para los próximos días, pero primero voy a disfrutar de mi título, a seguir enfocada porque el año no termina aquí.