JUEGOS OLÍMPICOS | HOCKEY

Xavi Lleonart: “El hockey español tiene un espíritu impresionante”

Uno de los puntales del equipo de Soyez no tiene miedo a Bélgica y explica la implicación de un grupo que finalizará su etapa después de Tokio.

0
Xavi Lleonart.
John Locher

Xavi Lleonart es reconocible para los no iniciados en el hockey hierba español. Un extremo alto y espigado que no para de hacer aspavientos, de celebrar los goles como si fueran los últimos, o protestar los posibles penalti-córner como si la vida le fuera en ello. “Soy una persona que exteriorizo todo, es mi manera de vivir esto. Es nuestra ADN. El espíritu del hockey es impresionante”, zanja.

No le falta razón al de Terrassa. Solo así se explica cómo es posible que, Juegos tras Juegos, el hockey español siga ahí, en cuartos de final, peleando contra selecciones que doblan (es un decir, en verdad quintuplican), las licencias, las instalaciones o los recursos. Bélgica es un ejemplo, el rival de cuartos de final este domingo (11:30). Allí el hockey es el deporte de equipo por excelencia junto con el fútbol. Es la opción más clara de medalla después de su fiasco (lograron una plata) en Río 2016.

“Bélgica y Australia están un paso por encima. No nos tenemos que desanimar, siempre que veamos una esperanza hay que ir a por todas. Llevamos cinco años trabajando juntos y no nos vamos a rendir ahora”, relata Lleonart, que reconoce la fuerza del grupo: “Somos amigos, y eso se nota. Los de Terrassa nos vemos mucho, y los de fuera nos aportan un buen rollo tremendo. El hockey se ha diversificado”. Terrassa, Madrid, Santander, País Vasco... Ya no son aquellos pioneros de los años 60 que prácticamente salían de Matadepera.

Japón-España.

Dos despedidas, la de un técnico y una generación

Periodista de profesión (trabaja en una consultoría aunque este año lo ha aparcado para centrarse en los Juegos), Lleonart habla de estos Juegos de las despedidas. Primero, las de muchos compañeros como David Alegre, Roc Oliva o Pau Quemada, entre otros, santo y seña de esta selección, algunos de ellos medallistas jovenzuelos en Pekín 2008. “Cuando llegaron las primera derrotas es cierto que piensas que hay una generación legendaria que ya no lo vivirá más. Todos les admiramos y queremos acabar de la mejor manera posible”, comenta.

Otra de las despedidas es la del seleccionador, Fred Soyez, que después de dos ciclos olímpicos y de aportarle “aire fresco” al grupo, volverá a Francia para liderar el proyecto del hockey hierba en su país a las puertas de los Juegos de París 2024. “Nos alegramos por él, es una decisión lógico y queremos que se despida con una medalla al cuello”. Eso pasa por eliminar a Bélgica, ahora mismo el rival más temido.