JUEGOS OLÍMPICOS | BALONCESTO

Garbajosa y Juancho, batallas similares frente a la NBA

La Federación tuvo que negociar un seguro con Toronto Raptors en 2007 para que el actual presidente de la FEB jugará el Eurobasket.

0
Jorge Garbajosa, en 2007, tras lesionarse en Boston con Toronto Raptors.
LISA HORNAK REUTERS

Juancho Hernangómez (25 años y 2,06 metros) no estará en los Juegos Olímpicos de Tokio por la negativa de Minnesota Timberwolves. Los servicios médicos de la franquicia NBA del jugador dieron luz verde a su participación en el torneo japonés el pasado 18 de julio en Las Vegas, pero cinco días después, el presidente de operaciones (Gersson Rosas) dio marcha atrás a esa decisión y el madrileño se quedará fuera de la lista final de 12. Juancho ya faltó en 2016 a los Juegos de Río, pero en esa ocasión la decisión fue personal: en junio de ese mismo año había sido elegido número 15 del draft de la Liga norteamericana por Denver Nuggets tras su primera temporada en el primer equipo del Movistar Estudiantes.

Este encontronazo entre la Federación Española de Baloncesto y las franquicias de la NBA no es nuevo. Hace 14 años, en septiembre de 2017, la FEB ya tuvo que negociar duramente con Toronto Raptors para tener a Jorge Garbajosa, actual presidente de la Federación, en el Eurobasket de España. El madrileño había sufrido una fractura en el peroné y se había destrozado el tobillo izquierdo cinco meses antes en Boston frente a los Celtics.

"Fueron sinceros"

"Me ha recordado (a mi situación), pero hay una gran diferencia y lo digo de corazón: a mí, en el primer momento, Toronto me manifiesta que no quiere que juegue ese Eurobasket. Fueron sinceros. En esta ocasión, la primera manifestación que hemos tenido ha sido a dos días de la tecnical meeting (encuentro técnico) para introducir a los doce jugadores para los Juegos”, aseguró Garbajosa en la rueda de prensa de este sábado.

Los canadienses permitieron la participación del madrileño el 2 de septiembre de 2017, un día antes del debut de la Selección ante Portugal, una vez que se firmó una póliza que se disparó hasta los 600.000 euros, más o menos el doble de lo que se barajó días antes, cuando se estudiaba un reasegurado que no llegó. Fue la cantidad más alta jamás pagada para blindar a un jugador de baloncesto.

"Era irrenunciable"

Garbajosa se colgaría la medalla de plata tras caer en la final de Madrid frente a Rusia y después de jugar los nueve partidos del torneo. Sus medias, 7,8 puntos y 3,1 rebotes en 21:20 minutos sobre la pista. “Quería jugar el Europeo con la Selección y, además, era irrenunciable. Puse en juego mi contrato con un equipo NBA, puse en juego mi carrera, pero mereció mucho la pena”, recuerda el presidente de la FEB en el documental La Familia.

Su vuelta a la NBA tras el Eurobasket fue corta. Disputó solo los siete primeros encuentros de la temporada 2007-08 antes de que se le detectara, el 27 de noviembre, una necrosis y una fisura en la tibia por la tuvo que ser intervenido. No volvería a jugar más en la Liga norteamericana: ese mismo verano finiquitaría su relación contractual con Toronto para estar en los Juegos de Pekín 2008 y continuará su carrera profesional en el Khimki ruso, con Sergio Scariolo en el banquillo, en el Real Madrid y cerró con su vuelta a Málaga con el Unicaja.