TOKIO 2020

La estrella mundial que amargó el debut de la Roja en Tokio

La Roja se midió ante uno de los mejores equipos del mundo. Ahí estaba Lucy Bronze, una jugadora que deslumbró y no le dio chances a Chile.

Tokio
La estrella mundial que amargó el debut de la Roja en Tokio

Si Chile presume de Tiane Endler, Gran Bretaña lo hace con Lucy Bronze. La lateral de 29 años fue la gran amenaza de la Roja en el debut de ambos equipos en los Juegos Olímpicos de Tokio. La defensora fue artificie de la victoria de su equipo por 2 a 0 ante las dirigidas por José Letelier.

En su partido ante la Roja Femenina, la defensa fue un dolor de cabeza para las jugadoras nacionales. Con su constante ida y vuelta, sumado a su solidez defensiva, Bronze fue una de las grandes figuras del exitoso estreno de Gran Bretaña en la cita de los cinco anillos.

"Es muy diferente a cualquier otro torneo en el que he estado como la Euro o la Copa del Mundo. Acá compartes con otros atletas, puedes charlas e interactuar con todos", contó la futbolista a los medios sobre su vida en la Villa Olímpica, donde ella misma es una celebridad.

Bronze es una de las mejores figuras a nivel mundial. Una futbolista total que alcanzó la cima de su carrera a comienzos de este año, donde fue elegida con el Premio The Best por la FIFA. Lo hizo, además, siendo defensa: un logro inédito tanto en el fútbol masculino como femenino.

Pero antes de ser la estrella que hoy defiende al Manchester City y que ganó todo en las últimas temporadas con Olympique Lyon, la lateral tuvo que pelear por mover los límites. Nacida en un ambiente rural en Berwick upon Tweed, comenzó su carrera en equipos mixtos, hasta que a los 12 años entró a la academia del Sunderland.

Ahí estuvo un par de años. Luego siguió en Liverpool y Everton, antes de tomar la decisión que le dio un giro a su carrera. Apoyada por su madre Diane y su tía Julie, emigró a Estados Unidos, convencida de vivir del fútbol. La Universidad de North Carolina le abrió las puertas y ella no perdió la chance.

De regreso en Europa, inició la carrera que la llevó a la cima. Sunderland, Everton, Liverpool y Manchester City la vieron convertirse en una de las mejores de Inglaterra. El Lyon, donde conquistó tres Champions League seguidas, la convirtió en la estrella mundial que es hoy. Una que sueña con colgarse la medalla de oro en Tokio y que, después del triunfo de su equpo ante Chile, parece ser una seria posibilidad.