ESTADOS UNIDOS-ESPAÑA

El ADN Redeem se apaga

Estados Unidos se llena de grandes ausencias en un panorama que recuerda en algo al de principios de siglo. Durant queda como líder de un equipo también golpeado por las lesiones y la pandemia.

LAS VEGAS, NEVADA - JULY 07: (L-R) Head coach Gregg Popovich, Kevin Love #11, Draymond Green #14, Damian Lillard #6 and Kevin Durant #7 of the 2021 USA Basketball Men's National Team practice at the Mendenhall Center at UNLV as the team gets ready for the Tokyo Olympics on July 7, 2021 in Las Vegas, Nevada.   Ethan Miller/Getty Images/AFP
Ethan Miller AFP

Sobre el año 2006, y vistos los golpetazos del Mundial de Indianápolis de 2002 y los Juegos de Atenas de 2004, con derrotas históricas ante Puerto Rico, Lituania y Argentina, la USA Basketball tuvo que ponerse manos a la obra para frenar el descrédito en el que había entrado el baloncesto NBA en el universo FIBA. Bajo las directrices de Jerry Colangelo y Mike Krzyzewski, y pese al inesperado batacazo en el Saitama en 2006, se empezaron a sentar las bases de un nuevo equipo que en 2007 se reunió y conjuró en Las Vegas para recuperar el cetro mundial en los Juegos de Pekín. Así nació el Redeem Team.

Colangelo y Kryzewski convencieron a las superestrellas de que estaban en una misión. Recuperar el oro y el prestigio perdido. Demostrar al mundo que, como todos suponían, son los reyes de este deporte. Los 'rosters' de Pekín y Londres son tan históricos que hasta Lebron lo ha puesto al nivel del Dream Team de Barcelona. James, Kobe y Carmelo lideraron en las dos citas a un par de equipos memorables. En China estuvieron, además, figuras como Wade, Howard, Kidd. En Londres, Durant, Westbrook, Harden... Chris Paul y Deron repitieron oro como las tres megaestrellas. Dos años antes, Durant había sido el líder indiscutible del campeón del mundo en Turquía con un equipo más de entreguerras.

Ya en Río, Estados Unidos ganó todavía con un gran equipo, ya liderado por Durant y en el que seguía Carmelo y estaban Butler, Draymond Green, Klay Thompson o Kyrie. Pero en el que empezaban a faltar grandes estrellas como LeBron, Curry o Harden. El espíritu del Redeem Team se fue apagando hasta que en el Mundial de China lleg´el primer batacazo. Estados Unidos no pasó de cuartos.

Para Tokio, Popovich, que tomó el relevo de coach K, no ha podido convencer por diferentes motivos a LeBron, de gira para promocinar Space Jam 2; Curry, Kawhi, Anthony Davis, Kyrie Irving o Harden. A la caída de estrellas se han unido las lesiones, los problemas con el COVID y, como remate, la presencia de tres convocados en las finales Suns-Bucks (Booker, Middleton, Holiday). A Estados Unidos todavía le sobra talento para ser oro en los Juegos con Durant al mando, más un escudero de lujo Lillard (con rumores dándole vueltas en su cabeza sobre un posible traspaso). Pero algo de aquel espíritu del Redeem Team se está apagando.