NATACIÓN

El rumano Popovici, de 16 años, asombra a la natación mundial

En el Europeo, nadó los 100 libre en 47.30, mejor marca mundial del año y décima de la historia y amenaza una de las medallas de oro de Caeleb Dressel.

0
David Popovici.
Federación Rumana de Natación.

Caeleb Dressel está llamado a ser la estrella de los Juegos Olímpicos de Tokio. Le avalan los récords que ha ido limando en este ciclo olímpico o las ocho medallas conseguidas en las Mundiales de Budapest, de 2017, y Gwangju, en 2019. Pero lo que ha acontecido esta semana en el Europeo júnior en los 100 libre quizás le desvelan a exactamente dos semanas del comienzo de la competición y de que ponga en juego su supremacía, incontestable hasta ahora.

La natación mundial vive asombrada por los 47.30 que ha conseguido el rumano David Popovici, lo que significa la mejor marca mundial del año, la décima de la historia y la quinta en bañador textil. Para ponerlo en perspectiva, el récord mundial lo posee el brasileño César Cielo con bañador de pliuretano (46.91) mientras que el único nadador que se la acercado ha sido el propio Dressel con 46.96. El americano, con 16 años, logró un récord de edad en Estados Unidos que aún perdura: 49.28. Popovic ya nada dos segundos más rápido que el nadador del momento.

En el pasado Europeo de Budapest, el rumano ya mostró su potencial. Finalizó en sexta posición con un tiempo de 48.08, lo que le auguraba un grandísimo futuro pero ahora ya es un nadador de presente, pues llegará a Tokio con la mejor marca de la temporada y con la ambición de subirse al podio: "Sabía que podía nadar en un tiempo como este. Esto también confirma que estoy entrenando bien para Tokio. No me voy a detener aquí. Apunto al podio olímpico. Me alegro de que mis padres estuvieran aquí esta noche y pudieran verme nadar. Para mí es importante recibir el apoyo de mi familia antes y después de las carreras. Estoy emocionado", dijo después de la prueba a los medios.

La competición, que se desarrolla en el Foro Itálico de Roma, ha despertado la atención de todo el mundo de la natación, que está maravillado con la marca del nadador. Popovici hizo el primero 50 en 22.97 y la vuelta en 24.33, aventajando en más de un segundo y medio al siguiente nadador, desafiando solamente al cronómetro. Su marca, como es lógico, le valió el récord del mundo júnior. Popovici dio un golpe en la mesa en Italia. Una estrella ha nacido y buscar su primera medalla en los Juegos de Tokio con solo 16 años.