NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

Xavi aprieta a Laporta: Lewandowski y Koundé, imprescindibles

Según ha podido saber AS, ambos mantuvieron una larga conversación tras la Asamblea del jueves en la que el técnico reiteró sus prioridades: Lewandowski y Koundé.

Actualizado a
Joan Laporta, con Xavi.
Joan M. BascuDIARIO AS

Xavi Hernández no pudo disimular su satisfacción tras conocer que la Asamblea Extraordinaria del jueves había aprobado por amplia mayoría la activación de las palancas que permitirá acabar la temporada con saldo positivo y poder recuperar el ‘fair play’ financiero para ir al mercado en las mismas condiciones que el resto de rivales. Fue el propio presidente, Joan Laporta, quien le dio la buena noticia: el técnico, que se encontraba en Sevilla para asistir a la boda de Jordi Alba, viajó un día antes para acudir junto a su esposa al concierto de Alejandro Sanz, con los futbolistas Joaquín, Bartra y Santi Cazorla, como anfitriones.

Xavi y Laporta mantuvieron una larga conversación para acabar de definir la hoja de ruta. Una planificación que lleva ya mucho tiempo madurando con Mateu Alemany y Jordi Cruyff, pero que no se podía plasmar hasta que el club obtuviese el visto bueno de la Asamblea, ya que había una parálisis absoluta al no haber liquidez de tesorería y estar maniatado por las draconianas reglas de Tebas en cuanto a la masa salarial. Con la luz verde a las palancas, el Barcelona abre el grifo a la financiación y espera recibir una primera remesa de 600 millones de euros para poder salir al mercado sin el lastre de los números rojos.

Xavi insistió en la necesidad de hacer una apuesta fuerte por dos futbolistas: el delantero polaco del Bayern de Múnich, Robert Lewandowski, y el central francés del Sevilla, Jules Koundé. Para el técnico, son dos refuerzos prioritarios y que sustentarán el proyecto: uno está llamado a liderar y asentar la defensa, y el otro ha de aglutinar el poder ofensivo del equipo. Y además, Xavi conminó al presidente en la necesidad de llevar a cabo los dos fichajes cuanto antes, ya que quiere contar con ellos para la gira americana de mediados de julio.

El Barcelona estaría dispuesto a llegar a los 40 millones por Lewandowski, mientras que por Koundé está a la espera de incluir algún jugador a la operación para abaratar los 80 millones que reclama la entidad hispalense. En la entidad catalana se confía que la buena relación entre Xavi y Fernando Navarro, segundo de Monchi, ablande un poco a los dirigentes del Sevilla y permita llevar a cabo el traspaso, que podría tener a Sergiño Dest como moneda de cambio.

También se habló de la situación de otros refuerzos, como el caso de Raphinha, jugador al que Xavi considera también vital, pero que en el club se han marcado unos límites: no se pagarán más de 40 millones por el extremo del Leeds. En todo caso, hay la sensación en el club que se podrá cerrar la operación, sobre todo teniendo en cuenta el apoyo de su agente, Deco, que está haciendo encaje de bolillos para traer al brasileño al Barcelona.

Sería el tercer refuerzo que tendría que pasar por caja, pero no el último. El nombre de Bernardo Silva también estuvo en la conversación, pero aquí todo aún está muy verde y apunta a convertirse en el culebrón del verano. Primero porque para llevar a cabo esta operación se ha de hacer efectiva la venta de Frenkie de Jong. La cantidad mínima fijada por el club es de 85 millones de euros. Por ahora, el United sólo ha ofrecido 70, por lo que todavía queda un largo camino que recorrer. Después, con el dinero en mano, tocará lidiar con el City, un hueso duro de roer, que no lo pondrá nada fácil a los blaugrana. En Inglaterra se habla de un precio de salida cercano a los 100 millones de euros. La ventaja que cuenta el Barcelona es que el internacional luso está loco por la música por fichar por el Barcelona y su agente, Jorge Mendes, le ha prometido que hará lo imposible para cerrar la operación

Menos complicada apunta la posibilidad de fichar a los laterales del Chelsea, Marcos Alonso y César Azpiliciueta. Cada uno con sus circunstancias particulares, pero ambos se han comprometido con el club blaugrana y esperan que los nuevos dueños de la entidad no pongan muchos obstáculos. Quienes ya están esperando únicamente el anuncio oficial tras cerrar un acuerdo con el Barcelona hace ya unos meses son el central danés del Chelsea, Andreas Christensen, y el centrocampista marfileño del Milan, Frank Kessié. Los dos llegan con la carta de libertad bajo el brazo y sólo están a la espera que el Barcelona pueda liberar efectivos para darles encaje en la proyecto de la próxima temporada.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?