NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID:

Nacho alza la voz

El complutense, con la renovación en el aire, pide protagonismo para seguir en el Madrid. Lateral derecho en Bilbao, apunta a repetir en el derbi...

Actualizado a
Nacho alza la voz
Soccrates ImagesGetty

La cantinela de que es un futbolista “cumplidor” hace tiempo que colmó la paciencia de Nacho (33 años). El central no se mordió la lengua tras ofrecer un máster en el oficio de defender en San Mamés. “Este año está siendo un año complicado para mí, pero demuestro que cuando juego lo hago bien”, dijo en la flash interview en Bilbao, antes de mostrar su descontento: “Yo soy feliz cuando juego. Cuando no, las cosas son diferentes...”.

El complutense volvió a solventar un problema a Ancelotti en Bilbao (jugó de dos por las ausencias de Carvajal y Lucas) y apunta a repetir en el derbi en ese lateral diestro. Todo ello aunque se encuentra a cinco meses y una semana de quedar libre para la finalización de su contrato. La pelota de la renovación está en el tejado de la entidad. Nacho es feliz en Madrid, vive en su casa (en Alcalá), tiene cerca a su gente (incluso a su hermano Álex, aunque juegue en el Cádiz) y le gusta la idea de pertenecer a una especie que es casi una reliquia, los one-club men. Pero en el otro lado de la balanza, están sus deseos de jugar más. Quiere saber qué plan hay para él en el Madrid. Acaba de cumplir 33 años, pero se ve válido para la élite.

Fichajes inesperados en su puesto...

La raíz de su descontento es que las salidas de Varane y Ramos no le hicieron subir en el escalafón. Al contrario, el club ha fichado en tres años a tres centrales y dos de ellos son de una edad cercana a la suya: Alaba tiene 30 años y Rüdiger los cumplirá en marzo. Al alemán, además, se le promocionó como potencial lateral izquierdo (precisamente la posición en la que debutó Nacho en 2012), aunque nunca había jugado ahí.

Nacho, en una acción del partido en Bilbao.
Ampliar
Nacho, en una acción del partido en Bilbao.Soccrates ImagesGetty

De hecho, Nacho pensaba que su estatus iba a cambiar tras su enorme rendimiento en el tramo final de la temporada pasada. Fue titular en el Bernabéu en las tres remontadas mágicas contra PSG, Chelsea y City... para llevarse la desilusión de regresar al banquillo en la final de París.

A Nacho, el central “pesimista” que dice Ancelotti, le empieza a costar encontrar argumentos para ser optimista.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?