NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

“Va siendo hora de que la UEFA pida disculpas por lo de París”

Kroos responde a 90 preguntas de 90 personajes, entre ellos Nadal, Federer, Bolt o Lewandowski, para recaudar fondos para su fundación. “Nunca dire: este equipo ganó sin merecerlo”.

Actualizado a
AStv

Toni Kroos contestó preguntas de 90 personalidades relacionadas con el fútbol, en una entrevista extensísima con una motivación benéfica: cada ejemplar que se compre de la edición en papel de la misma conllevará la donación de 90 céntimos para la Fundación Toni Kroos. La idea surgió a raíz de la entrevista postpartido en la última final de la Champions, en al que Kroos le espetó al periodista de la TV alemana Nils Kaben: “Es que de verdad... Tuviste 90 minutos para pensarte preguntas sensatas, ¿y ahora vienes y me haces dos preguntas de mierda?”. El titular de la entrevista general es elocuente: “La entrevista más importante de mi carrera”. Destacamos algunas de las respuestas más sorprendentes a preguntas de personajes como Nadal, Federer, Bolt, Lewandowski, Beckenbauer o Alaba.

¿Qué sensaciones te deja ganar cinco Champions? (Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, su rival en la última final)

Muy buena pregunta, por fácil que suene. Es muy difícil calibrar los éxitos mientras estás en activo. Tienen que juntarse muchos factores para poder llegar a una final. Me costó mucho digerir la derrota con el Bayern contra el Chelsea en 2012. Haber ganado cinco Champions es una bendita locura. Y es fantástico leer que lo he conseguido.

¿Cuál es el secreto para ganar cuatro Champions con el Madrid? (Jupp Heynckes)

Existe una relación muy especial entre el Madrid y la Copa de Europa. Si hablamos de las tres Champions que encadenamos entre 2016 y 2018, tuvimos la mezcla imprescindible: individualidades sobresalientes y auténtico espíritu de equipo. A este nivel, siempre habrá situaciones en las que has de aceptar que serás peor equipo que el rival. Si logras evitar que tu equipo caiga. A veces se trata de ponerle coto a la desgracia. En la ida de la semifinal con el Manchester City en 2022, podíamos haber perdido fácilmente 10-1. Pero perdimos 4-3. Cuando el City marcó en la vuelta el 0-1, todo el mundo nos daba por perdidos. Pero siempre somos capaces de generar situaciones que nos dan vida nueva y le dan vida al estadio, y dejan al rival pensando. Y más si consigues hacerlo una y otra vez. Al final, se trata de tener fe y de trabajar para crear aquella acción precisa que lo cambia todo. Esa fe la tenemos. Si todo eso ocurre, incluso un equipo tan prestigioso como el City empieza a pensar: “Ya están éstos otra vez …”.

¿Debe UEFA pedir perdón a las aficiones por lo sucedido en la final de París? (Jörg Jakob, director de Kicker)

No sé si las investigaciones ya se han cerrado, pero sí creo que va siendo hora de que pidan disculpas. Mi mujer estuvo dos horas a las puertas del estadio con los niños. Su sensación es que no hubo nada de agresividad por parte de los hinchas de los dos clubes. Es más: fueron muy considerados, porque había muchos niños en la muchedumbre. Poco antes de saltar al campo recibí un mensaje en el móvil que me tranquilizó: todos habían accedido al estadio sin inconvenientes. La pregunta sólo merece un sí.

Kroos, Benzema, Cristiano, Modric y Sergio Ramos quedan para una juerga. ¿Quién elige el local? ¿Qué música suena? ¿Quién paga? ¿Quién es el primero en volver a casa? ¿Y quién cierra el garito? (Wolf Russ, narrador de SKY)

Modric elige el local. La música la pone Karim, lo cual no significa que me guste (se ríe). Paga el que más dinero tiene: Cristiano. Y doy por hecho que yo sería el primero en irme. No soy de salir mucho, preferiría invitarlos a casa. ¿Quién nos falta? Ah, Sergio Ramos. Pues voy a tener que cambiar: Sergio Ramos elige el sitio. Y Modric lo cierra (se ríe).

¿Qué recuerdos tienes de tu primer Clásico? (Lewandowski, delantero del Barcelona)

Gané por 3-1, y eso que el arranque no pudo ser peor. En casa, en el Bernabéu, el Barça se adelantó a los pocos minutos, gol de Neymar. Y pensé: “Ajá. Así es como funciona en los Clásicos …”. Pero al final le dimos la vuelta. Fue mi primer gran día en el Madrid. De la importancia que tiene el partido para el club y la afición te das cuenta días antes, en el autocar camino del estadio, y claro, en el vestuario.

A veces se le destaca poco. ¿Es porque la velocidad se está apoderando del juego? (Jorge Valdano)

Es cierto que el fútbol está yendo en esa dirección; y si pienso en los próximos 10, 15 años, lo veo con preocupación. Los clubes están buscando jugadores de otro perfil. Se preguntan: ¿es veloz, es grande, es fuerte? Y sólo entonces se preguntan: ¿sabe tocar el balón? Todos los equipos necesitan ese tipo de jugadores para triunfar, pero me preocupa que esta tendencia vaya ganando la mano y que el juego acabe reflejando eso.

¿Cuál es la decisión más difícil que has tenido que tomar en tu carrera? (Rafa Nadal)

En términos deportivos, cuando tenía que cambiar de club, tuve la suerte de tener siempre diversas opciones buenísimas, así que no me costó tanto. Mi decisión más difícil tuvo que ver con una lesión. El año pasado tuve una pubalgia que me castigaba muchísimo. Tenía muchos dolores, pero cada semana lo supeditaba a los grandes objetivos: afrontar los cuartos y semis de la Champions, luego la Eurocopa de 2021. Me pasé cuatro meses peleando, jugaba infiltrado. Fue muy duro, especialmente los entrenamientos me costaban. Pero cuanto tomé la decisión de tirar para adelante sabía que venían tiempos difíciles.

No lanzaste un penalti en la tanda de la final de la Champions 2012, que perdiste con el Bayern. ¿Te arrepientes? (Alex Schlüter, presentador de TV)

¡Claro que me arrepiento! Si pierdes un partido de esas dimensiones acabas dándole vueltas a todo. Y acabas pensando obviamente: hubiera sido mejor tirar un penalti. El caso es que cuando Jupp Heynckes buscaba lanzadores, no tenía la sensación de estar entre los que deberían tirar. En el partido de vuelta de las semis, en Madrid, donde pasamos por penales, había fallado. En Múnich estaba convencidísimo de que para el equipo, para nuestras opciones a la victoria, iba a ser mejor que tirase otro. Y eso era lo único que me importaba. En la Eurocopa de 2016, en la tanda de penaltis con Italia, fui el primero en tirar. Porque tenía buenas sensaciones. Pero sí, ahora, con diez años más de experiencia, tiraría seguro. Puede que desde fuera no se comprenda, pero en aquel momento decidí lo que decidí por el bien del equipo.

Nunca pareces nervioso. ¿Lo estuviste al pedirle la mano a tu mujer? (Britta Heideman, campeona olímpica de esgrima)

Ahí sí que estuve nervioso. Pero no por la respuesta. En una situación así más vale estar seguro antes de preguntar. Estaba nervioso porque no sabía si saldría bien mi plan. Leon era muy pequeño, lo vestí en el piso de arriba y le puse un body que decía: “¿Quieres casarte con papá?”. Llamé a Jessy usando un pretexto, me escondí detrás de una puerta antes de que llegara al cambiador. En esos momentos estaba nervioso porque temía que el niño se cayera al suelo.

¿Hubieras terminado tu carrera en la selección aunque el Mundial de 2022 se jugara en un país democrático? (Fums, revista satírica)

Sí. Aunque ahora lo puedo vender mejor (se ríe). En serio: estoy totalmente en contra de que el Mundial se juegue en Qatar. Designar ese país fue un error de las federaciones. Pero me parecería mal esperar que los jugadores no jueguen el Mundial. Yo ya me planteé retirarme de la selección en 2018, y tuve muchas conversaciones al respecto con Löw. En 2018 ya sabía que la Eurocopa del 2020 sería mi último torneo.

¿Nos vemos en los Juegos de París 2024? (Laura Ludwig, campeona olímpica de voley playa)

Descartado. ¡Si ahora ni sé si en 2024 seguiré jugando al fútbol! Pero para mí los Juegos Olímpicos no tienen tanta importancia para el mundo del fútbol. Para atletas de otros deportes, los Juegos representan lo máximo a lo que pueden aspirar. En fútbol, los mejores juegan en un Mundial, da igual a qué edad. En el torneo olímpico de fútbol hay unos límites. Pero lo que sí puedo asegurar es que veré los Juegos de París por televisión. Y no lo dudes, los partidos de voley playa los veré.

¿Ha tenido que pedir ayuda psicológica alguna vez? (Teresa Enke, viuda de Robert Enke y presidenta de la Fundación Robert Enke)

Hasta ahora no, pero estoy muy abierto a ello. En todos los clubes hay esa clase de ofertas. En la federación alemana hay psicólogos que forman parte de los equipos técnicos. A mí me parece que es un asunto que se podría tratar más abiertamente. De la misma manera que uno va a un fisioterapeuta, otro busca el intercambio con el psicólogo del equipo. Trabajar tus debilidades te fortalece. Pero hay que atajar el problema de raíz, donde surge la presión sobre las personas. Ahí no veo cambio alguno, y podemos mejorar mucho.

¿Quiénes fueron su rival y su compañero más veloces? (Usain Bolt)

Entre los rivales, nombraría a Kylian Mbappé. Es muy difícil pararlo cuando coge velocidad. Y entre los compañeros, sería una carrera muy pareja entre Gareth Bale, Raphael Varane y Vinicius.

¿Qué centrocampista ha maridado mejor con usted? (Roger Federer)

Creo que la constelación que se ha dado en el Madrid es lo que más se ha acercado a lo que llamaría complementos perfectos. Porque en la medular había de todo. Casemiro tenía una misión clara: despejar el centro. Y Luka y yo somos dos jugadores que no le hacen ascos a tareas defensivas. Por otro lado, representábamos mucho fútbol, control, un juego volcado hacia arriba, con muchos momentos especiales. Nuestros ajustes defensivos y ofensivos eran bastante perfectos. Sobre todo porque cada uno de los tres sabíamos en qué espacios tocaba jugar, y en qué espacios tocaba defender. Salíamos a la cancha con la seguridad de que no teníamos que hablar mucho entre nosotros para hacerlo bien. Sí, jugar con Casemiro y Modric se acercaba bastante a la perfección.

¿Qué norma cambiaría? (Collinas Erben, web alemana especializada en arbitraje)

A mí me parecen más efectivas las penalizaciones de tiempo que las tarjetas amarillas. Jugar en inferioridad en los últimos minutos del partido duele. ¿Por qué no expulsar por cinco minutos al que sólo pierda el tiempo? También podríamos plantearnos unas expulsiones graduales por faltas: el árbitro podría expulsar a un jugador por cinco, diez o quince minutos, en función de la violencia de la infracción. Lo que también me gustaría sería la introducción de un tiempo de juego neto. ¡60 minutos! Hay estadísticas de partidos nuestros en España en los que el tiempo de juego neto alcanzaba apenas los 45 minutos. El resto eran pérdidas de tiempo, devolver el balón al campo, esperar las decisiones del VAR … Yo creo que por 60 minutos de deporte puro, la gente vendría encantada al estadio.

¿Qué topicazo no le oiremos nunca a Toni Kroos cuando se haya convertido en experto de algún canal de TV? (Oli Hilbring, dibujante)

Este equipo ganó sin merecerlo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?