NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

Joāo Félix apunta al tiempo añadido

El fichaje del portugués depende de múltiples variantes. Es una opción, pero complicada que pasará a ser imposible si antes no se marcha un delantero de la plantilla actual.

Actualizado a
Joāo Félix, en el banquillo.
JAVIER SORIANOAFP

El culebrón de Joāo Félix y el FC Barcelona apunta a ser de esos que se resuelven en la última escena del último capítulo. Nada nuevo en la relación que mantienen desde los últimos tiempos el Atlético de Madrid y el club blaugrana, acostumbrados a hacer negocios curiosos sobre la bocina del límite de LaLiga.

La operación para que el delantero portugués recale en el Barcelona es altamente compleja, sobre todo por motivos económicos, pues depende de otras salidas que actúen como detonante.

A pesar de que el jugador ya ha manifestado de manera inequívoca que su ilusión es ir al Barça, que Jorge Mendes, su agente, trabaja denodadamente para que la operación se lleve a cabo, que el presidente del Barcelona, Joan Laporta, es un gran admirador del joven talento portugués en versión inversamente proporcional a Diego Simeone, su entrenador en el Atlético, que no le quiere ni ver, la cosa no es tan sencilla.

Para empezar, el técnico del Barcelona, Xavi Hernández no acaba de ver prioritaria la operación. Una cosa es que valore el talento del jugador y otra que esté en lo alto de su lista. Xavi prefiere con diferencia la llegada de un lateral derecho -Joāo Cancelo es el elegido- y en segundo término un centrocampista creativo por delante de Joāo Félix.

El lateral es innegociable para el técnico y con el centrocampista empieza a perder esperanzas. El objetivo era Lo Celso, pero el Tottenham no está por la labor de venderle. Y menos al precio que podría pagar el club blaugrana.

Así que, con únicamente la incorporación de Cancelo, Xavi podría llegar a dar el visto bueno al portugués y así satisfacer a su presidente, al jugador, a su agente (al que hay que tener contento porque además representa a Lamine Yamal y a Ansu) y al entrenador del club colchonero.

Pero es que entonces, se desataría otra de las cuestiones que hacen complicado el fichaje y que ya afectan de pleno a la maltrecha economía del club blaugrana. Para que llegue Joāo Félix, el Barcelona debe de tener suficiente margen salarial por mucho que el jugador parezca dispuesto a rebajarse el sueldo para salir del Atlético y cumplir su sueño de jugar en el FC Barcelona.

Ese margen salarial sólo puede completarse si antes del fin del mercado alguno de los delanteros del equipo sale de la disciplina del club. Ni Ansu Fati ni Ferran Torres, que son los dos que han sido menos utilizados por Xavi hasta ahora a pesar de que el técnico está muy contento con su rendimiento, están por la labor de irse. Tampoco es que haya llegado a día de hoy ninguna propuesta interesante. Únicamente, el Wolves trató mediante Jorge Mendes de reclutar a Ansu, pero la oferta no le interesó al jugador.

La operación depende de tantas cosas que sólo podría hacerse en el último minuto, pero cosas más raras han pasado entre el Atlético de Madrid y el Barcelona en el cierre del mercado.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?