NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

“El del Profe es un método que necesita aprendizaje”

Iván Díaz-Infantes, que trabajó cuatro años con el preparador físico, analiza los condicionantes del regreso al trabajo del Atleti la próxima semana.

Actualizado a
Entrenamiento del Atlético de Madrid.
CHEMA DIAZDiarioAS

El Atlético regresa a los entrenamientos 15 días después. El lunes, Cerro de Espino, por la tarde. Diez futbolistas a las órdenes del Cholo y dos incertidumbres. La primera, si el reposo ha logrado aplacar la angustia y el desquicie que dejó la eliminación europea. La segunda, cómo afrontar la preparación física de lo que viene. “El Mundial afecta para bien y para mal”, resume Iván Díaz-Infantes, preparador físico con más de una década en el Atlético y desde 2014 a 2019 en el equipo del Profe Ortega. “La inmediatez te obliga a competir desde la primera jornada, preparar a los jugadores para sacar todos los puntos posibles en el primer tercio para tratar de mantenerse en esas posiciones después”, precisa. Las temporadas, habitualmente, buscan tres picos de forma: uno en Navidad, otro en febrero, marzo, y el último a cinco o seis jornadas del final. Pero ese primero en esta 2022-23 alcanza a los futbolistas o en el Mundial o parados.

“El problema que se van a encontrar el Atleti y el resto de equipos es que va a haber tres grupos de jugadores. Jugadores con muchos minutos en el Mundial que regresan con kilómetros en las piernas y estrés emocional, otros que han estado pero han jugado poco y un tercero que han tenido vacaciones y ahora retoman con una minipretemporada para buscar otra vez el estado de forma competitivo”. Qatar provoca buscar otro de pico de forma inmediata, en cuanto se retome LaLiga, “para ser competitivo y no descolgarte”, y al final, cuando los tres grupos de jugadores se van a volver a igualar. “Ahí está el preparador físico con la cualidad y la visión de cada uno con su ideología”.

¿Pero cómo? “Intentas crear una pirámide, construir un edificio en varias fases. Se van manejando las cargas para volver a generar con los entrenamientos adaptaciones fisiológicas y neuromusculares. Se juega con el volumen e intensidad de las tareas, con una metodología más analítica o más global o integrada”. La primera atañe a todos los trabajos que se hacen sin balón, “carreras ortodoxas, trabajos fraccionados, tareas con intermitencia, fuerza en el campo con trineos, chalecos, la explosiva en el gimnasio”. La segunda, “busca la transferencia específica de esos patrones con balón, ejercicios de técnica, posesiones, tareas de finalización”, específica. “A veces introduces más gimnasio, más analítico, cambias las dinámicas, los espacios y tiempos en las tareas de fútbol condicionado en espacios reducidos”. El Atleti cuando regrese el lunes lo hará sin el Profe Ortega, también en Qatar, con Uruguay.

“El método está ahí pero falta el director. Eso es un hándicap que el Profe con sus ayudantes (hoy son Daniel Castro, que ejercerá de Profe sin el Profe, y Juan Gómez) tendrán que superarlo. Por lo que yo he visto, mis cuatro años, el suyo es un método que necesita de un aprendizaje y de una adaptación, es muy exigente y por eso saca mucho rendimiento de los jugadores. Tengo la sensación de que los jugadores que ya llevaban varios años estaban mucho mejor preparados para asimilar las adaptaciones fisiológicas que los nuevos que iban llegando”.

Iván Díaz-Infantes atiende a AS en las oficinas de la agencia de representación You First.
Ampliar
Iván Díaz-Infantes atiende a AS en las oficinas de la agencia de representación You First.CHEMA DIAZDIARIO AS

Desde el lunes los diez (Oblak, Hermoso, Savic, Felipe, Reinildo, Reguilón, Kondogbia, Saúl, Lemar y Cunha) que vuelven al trabajo vivirán una minipretemporada, no como las de Los Ángeles de San Rafael, Segovia, pero casi, casi. “Quizá no hasta ese extremo, pero habrá un trabajo analítico desde lo básico hasta la especificación, trabajos de carrera analítica, los que usan esa metodología con el Profe, hay otros que lo usan mucho menos, las modas y las orientaciones en la actualidad trabajan la fuerza y la transferencia de ésta al fútbol, con cargas de entrenamiento introductorias, haciéndolas crecer después, para devolver al futbolista al nivel de competición”, reseña Iván con sabiduría.

“Este Mundial en noviembre y diciembre ha provocado que el jugador lo afronte con menos kilómetros en las piernas que cuando es en junio, como viene siendo habitual. En un momento se ha buscado un pico de forma rápido y los futbolistas están menos fatigados y más preparados para afrontarlo al máximo rendimiento. Luego, a la vuelta, el staff rojiblanco tendrá que gestionar bien esos tres grupos diferenciados que tendrán”, apunta Iván. Uno, el de los 15 días de vacaciones, estará desde este lunes ya en el Cerro del Espino.

Díaz-Infantes, del Atleti al mundo contado en tres medallas

La de Iván Díaz-Infantes (Mora, Toledo, 1979) es una vida dedicada a la preparación física que siempre ha enarbolado dos banderas: la del Atlético de Madrid, club en el que pasó más de una década, desde que en 2006 entró en Alevines, y la de Arenas de San Pedro, Ávila, localidad a la que su familia se mudó cuando él era un niño y en la que creció y donde, desde el verano pasado, organiza la Champions del fútbol base, un torneo con las canteras de los principales clubes europeos (Atlético, Madrid, Barça, Dortmund...). Primer paso de un año ‘sabático’, éste, en el que, a pesar de tener varias ofertas del extranjero, decidió quedarse en Madrid, junto a su familia, Mati y los niños, Adriana y Hugo, para dar vuelo a Construyendo Fútbol, una plataforma de E-Learning con formación en modelo de juego, táctica y preparación física, de la que es cofundador y director académico.

Fue en 2014 cuando llegó al primer equipo para ponerse a las órdenes de Simeone y formar parte del equipo de ayudantes del Profe Ortega durante cinco años que dejaron en su casa dos medallas enmarcadas (la plata en la final de Champions de Milán 2016 y el oro en la Europa League de 2018) y mucha sabiduría. En 2019 voló solo, primero en el Ludogorest, Bulgaria, y después en el Al-Ittihad de Yeda, Arabia. Regresó al club de su vida después, para trabajar en el primer equipo del Femenino y añadir otra medalla a su marco, la de la Supercopa del Atlético ante el Barcelona.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?