NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Suiza SUI
1
Embolo 47'
Finalizado

QATAR 2022 (G) | SUIZA - CAMERÚN

Un verdugo y un soñador

La Camerún de Eto’o, que se ve en la final del Mundial, se enfrenta a una Suiza que ha domado a grandes selecciones en el pasado. Poder ofensivo contra fortaleza defensiva.

Actualizado a
Un verdugo y un soñador
IBRAHEEM AL OMARIREUTERS
Ampliar

Camerún regresa a una Copa de Mundo y lo hace con el ambicioso (y exagerado) objetivo de plantarse en la final. Así lo afirman sus jugadores y su presidente, el mítico Samuel Eto’o. El exbarcelonista llegó a predecir que la final de Qatar 2022 será entre Camerún y Marruecos. El fútbol es para soñadores, pero Suiza también lo es, aunque con más argumentos para ello (sigue el partido en directo en As.com).

Los suizos no tienen un gran cartel, pero siempre cumplen con creces. En los últimos años se han convertido en una habitual de las fases finales, superando a los favoritos. Un ejemplo es la fase de clasificación para este Mundial. Logró el billete sin ninguna derrota y encajando dos goles, además de mandando a la repesca a Italia, de la cual tampoco pasaría. En la Nations League, los suizos también pusieron en apuros a España, ganando 1-2 en la penúltima jornada y haciendo peligrar el pase a la final four. Pero en la última Eurocopa también brilló: eliminó en octavos a la Francia campeona del mundo y rozó las semifinales, pero cayó eliminada en la tanda de penaltis a manos de la Selección de Luis Enrique.

Suiza es de clase media, sin grandes nombres ni aspirantes al Balón de Oro, pero se ha ganado la etiqueta de ser el verdugo de grandes rivales. Ni Brasil ni Serbia les intimidan. En Rusia 2018 también coincidieron los tres países en la fase de grupos y los suizos pasaron como segunda sin ninguna derrota. La historia les arropa y más contando con sus estrellas: Sommer se ha recuperado a tiempo de sus molestias y Shaqiri será titular ante los africanos.

Camerún, por su parte, es una incógnita. Regresa a un Mundial tras no estar en Rusia 2018. Lo hace con muchos novatos en este torneo, pero con rodaje internacional. Salvo Gnom y Souaibou, que juegan en su liga local, el resto están en campeonatos más exigentes. Es el caso de Onana (Inter), Choupo-Moting (Bayern), Ekambi (Lyon), Anguissa (Nápoles)... Los Leones indomables, que llegan con la etiqueta de la selección más débil, están dispuestos a dar la sorpresa. Su fortaleza es el poderío en ataque. Sobre todo el de Choupo-Moting, que ha tenido un gran inicio de temporada: acumula once goles en 16 partidos. Será un gran choque: el poder ofensivo de Camerún contra la solidez defensiva de Suiza.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?