NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MURCIA

Manolo Molina dimite como director deportivo

El lorquino fue uno de los grandes protagonistas del ascenso a Primera RFEF y se marcha por su mala relación con el presidente, que siempre se entrometió en su parcela.

Actualizado a
Julio Gracia y Manolo Molina.
Real Murcia

Era algo que se veía venir. Más tarde o más temprano Manolo Molina iba a salir del Real Murcia, ya fuese por decisión propia o por la de los dirigentes. Ha sido él quién ha decidido dar un paso al costado debido a su mala relación con Agustín Ramos, presidente de la entidad. El máximo mandatario siempre se ha entrometido en la parcela deportiva junto a su asesor, Antonio Pedreño, y no se ha cortado en hacer declaraciones en contra de Molina y su estilo de gestión. Tras un amago de dimisión hace unos días, ahora se ha producido.

El desencuentro entre ambos viene de lejos, prácticamente desde que Ramos llegó al Real Murcia. Se encontró con Molina en la dirección deportiva y con el entrenador, Mario Simón. En el técnico tampoco ha demostrado mucha confianza y prueba de ello es que estuvo cerca de cesarlo en varias ocasiones la temporada pasada, siempre frenado por Manolo Molina.

Drenthe, Pedro León… y Pina

Son muchos los frentes en los que Ramos y Molina no han estado de acuerdo. El primero fue con Drenthe, cuando el director deportivo, junto con el entrenador, se negaron a incorporar al ex madridista en el mercado invernal. Pero Drenthe se puso la elástica grana por decisión del presidente. Eso sí, su participación fue nula.

En los últimos tiempos los desencuentros vienen por el fichaje de Pedro León, obra de Ramos sin el OK de Molina, y los intentos del mandatario por introducir a Quique Pina en la parcela deportiva, algo a lo que se negó el máximo responsable de la misma.