NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FINAL PLAYOFF ASCENSO | DEPORTIVO 1 - ALBACETE 2

¡Centenariazo del Albacete y a Segunda!

El Depor se adelantó en el 26′ con gol de Soriano, Alberto Jiménez empató en el 86′ y Jordi Sánchez dio la puntilla en el 113′ para un ascenso del Alba para recordar.

Actualizado a

El Albacete logró esta tarde en A Coruña regresar a Segunda un año después de perder la categoría. Es la sexta vez que el club manchego sube a la categoría de plata, pero este no es un ascenso cualquiera, es mucho más que eso. Y lo es porque los pupilos de Rubén de la Barrera lo han logrado rompiendo todos los pronósticos y con todo en contra. Porque le tocaba jugarse el ser o no ser a partido único en un Riazor lleno hasta a la bandera y que presionó hasta el infinito. Porque su único camino era la victoria porque a los coruñeses, además de jugar en su casa, le valía el empate. Porque los blanquiazules se pusieron por delante y los manchegos lograron llevarlo empatar y rematarlo en la prórroga. Fiesta grande para los poco más de 500 fieles que acompañaron al equipo a Galicia y un entrenador coruñés, Rubén de la Barrera, como triunfador. Como contraste, funeral absoluto para un Depor que seguirá por tercera temporada consecutiva alejado del fútbol profesional. Un fracaso de dimensiones gigantescas para todo un campeón de Liga. Una decepción de tal tamaño que este 11 de junio de 2022 se sitúa la altura de aquella Liga que voló en 1994 de forma igualmente cruel.

Esta historia de alegrías y decepciones arrancó con un recibimiento al Deportivo en el estadio digno de cualquier final, incluso de Champions si me apuran. Un ambientazo que dejó claro que el equipo coruñés tiene el cimiento más complicado de construir para cualquier club: su afición. Pasado el subidón blanquiazul llegó el de color blanco, porque no menos emociónate fue para los jugadores del Albacete calentar bajo del aliento de los suyos. En franca minoría, pero entregados hasta la afonía. Pasadas las emociones llegó el momento de la verdad. El momento de un partido que arrancó con dos onces plenos de ambición con la pelea por la posesión como primera batalla. Veinte minutos intensos, de dos equipos jugando al gato y al ratón en busca de algún error ajeno, pero sin lograr probar a los porteros. Pasito a pasito el Depor fue haciéndose con el control, con las llegadas, con el partido. Así hasta que el minuto 26 llegó una combinación de esmoquin, una asistencia con el frac de Juergen y una definición de Soriano de maestro de alta escuela. Golazo que pudo ser sentencia poco después con otra llegada del mediapunta madrileño que rozó el doblete. Tras el golpe, el Alba se levantó poco a poco e incluso Kike avisó desde fuera. Ligera reacción para los manchegos que dieron por bueno el 1-0 al descanso visto lo visto.

La necesidad de victoria del Albacete se notó en el arranque del segundo tiempo. Los de Rubén de la Barrera a pecho descubierto. Con Rubén Martínez obligando a Mackay tras un gran cabezazo, pero viendo como dos minutos después Juergen rozaba el segundo con un disparo desde fuera del área. Presión a muerte manchega que comenzó a causar efecto, con un Mackay que rozó el penalti Márquez tras una ajustada cesión. Si Riazor vivió más o menos tranquilo el primer tiempo, el segundo agitaba al corazón más estable. El balón comenzó a perder color blanquiazul y sin ese bien en su poder es donde sufre y sufrió todo el año el Depor. Con el crono avanzando, cada llegada del Alba intentaba cargarse de veneno, como un nuevo remate desde fuera del área de Rubén Martínez. Cada posesión de los blanquiazules, que no lograban ser largas a pesar de la entrada de De Vicente por el goleador Soriano, un suspiro de paz hacia la ansiada meta. Y en ese filo de la navaja, en el minuto 82′, apareció un cabezazo de Alberto Jiménez en una lejana falta lateral para poner el 1-1 y abrir los sueños manchegos. Golpe para el Depor, y golpe para un Rubén Jiménez que acaba de sacar del campo a Juergen, su cerebro, y Quiles, su goleador, al ver muy cerca la orilla. Y pudo ser peor, por los albacetistas olieron sangre y llegar a la prórroga fue casi un éxito para el conjunto gallego que hacía muy poco antes olía ya a Segunda.

Las ideas en la prórroga del Albacete eran claras porque solo tenían un camino: ganar. La del Depor, tocado, decidir si buscar el segundo o intentar prolongar la angustia y darle valor al empate. Con todo, los coruñeses salieron sin miedo, a por todo, con los frescos William y Álvaro Rey como nuevas esperanzas para vivir una fase de partido de todo por todo, ida y vuelta en busca de la gloria con los coruñeses mejor y rozando el segundo con Antoñito y Álvaro Rey. Tablas de nuevo en el primer tiempo y 15 minutos por delante a vida o muerte. A sudor frío cada vez que había una falta o un córner, la fórmula más limpia con el oxígeno bajo mínimos. Y en ese drama apareció Jordi Sánchez para marcar el 1-2 en un cabezazo épico, para elevar la gesta del Albacete a milagro a siete minutos del final. Golpe mortal para un Depor que tuvo una última de Lapeña que recordó a aquel cabezazo también estéril de Pablo Marí en Mallorca en 2019. Un nuevo mazazo con todo de cara para un equipo que purgará sus pecados por tercer año consecutivo en la tercera categoría del fútbol español.

De la Barrera: “Repleto de alegría y tremendamente jodido”

El entrenador del Albacete habló tras el ascenso de su equipo en rueda de prensa. Se le notó especialmente emocionado. Ascenso especial por la temporada cosechada, pero también con lástima por su pertenencia a la Coruña.

Sobre el partido: “Sabíamos que era lo que nos íbamos a encontrar. De entrada, muy agradecido a toda mi gente, mi staff porque sin ellos esto sería imposible. También a la plantilla. Nada tendría sentido sin el trabajo que hay detrás, sin las emociones, todo lo bien gestionado todo lo que hemos vivido. Mejor escenario imposible, en mi casa, delante de mi gente... sensaciones difícil de explicar. Felicidad inmensa por mi familia de Albacete, pero también tristeza enorme por mi familia de A Coruña”.

Más sobre el partido: Nos interesaba alargar el partido, porque por ahí podríamos tener ventajas. Tarnsformar esas emociones que suscita el hecho de jugar en casa ellos a su favor, obligarlos. y afortunadament eha ocurrido. partidazo enorme de los míos. Se lo merecen, han superado momentos copmpicado sy hmeos sabido ganar y perder druante la temporada”.

“Primera aparte en la que podríamos haberles hecho más daño y no habernos desajustado tanto. En la segunda lo hemos abordado, creo que ha sido una segunda parte nuestr ay en la prórroga, cuando tocó sufrir se hizo y en lo smomentos donde llegamos campo contrair ono nos percpitiamos, no les permitimos correr, pero muy orgulloso por el trabajo de esta gente”.

Volver a Coruña, como te recibirán: “Este coruñés estaba en el club de su vida y por circunstancias tocó salir. La vuetla me la espera igual. tengo a la gente, a los míos. son circunstancias de la vida, soy el primero que estoy jodido, pero mentiría si no expresara mi felicidad aquí. sobre tod por las personas que tengo aquí”.

Cómo se imagina Albacete: “Agradecidos por el apoyo, se me vienen miles de momentos de la temporad a la cabeza y valió mucho la pena. Con dos narices lo ha hecho me alegro especialmente por ellos que son los que se lo merecen”.

Borja Jiménez, roto: “Lo siento. Solo puedo decir que lo siento”

El entrenador del Deportivo, Borja Jiménez, se mostró roto a la conclusión del partido con el Albacete, en el que su equipo perdió el ascenso a LaLiga SmartBank.

Entre lágrimas, el técnico confesó estar “mal” y pidió “mil disculpas a la afición, a la gente del club, a todo el mundo”.“Cuando no consigues el objetivo y de la manera que ha sido es jodido. Hemos hecho muchas cosas mal. Sobre todo estoy así por la gente. Cuando estas aquí te das cuenta de lo grande que es el club y te duelen las cosas”, manifestó.

Reconoció que se cayeron “en la segunda parte”, que fue “muy mala”. En ella le empató el Albacete, que se llevó el ascenso con otro gol en la prórroga. “No podemos buscar justificación, Muchos jugadores de balón nos han solicitado el cambio y sin pelota nos cuesta. Lo siento, solo puedo decir que lo siento”, apuntó. EFE

RESUMEN

RC Deportivo: Mackay; Antoñito, Lapeña, Jaime (Granero, 101'), Héctor (Aguirre, 113'); Villares (Noel, 113'), Bergantiños, Juergen (William, 81'); Quiles (Álvaro Rey, 81'), Miku, Soriano (De Vicente, 68').

Albacete: Bernabé; Emmanuel (Llinares, 81'), Boyomo, Djetei, Alonso; Álvarez (Montes, 96'), Riki (Alberto, 64'); Rubén, Fuster, Kike (Sergi, 89'); Jordi.

Goles: 1-0, min.26: Soriano. 1-1, min.82: Alberto. 1-2, min.113: Jordi.

Árbitro: Fuentes Molina, colegio valenciano. Amonestó a Héctor (79'), Antoñito (108') en el Deportivo y a Rubén Martínez (5') y Emmanuel (21') y Alonso (113') en el Albacete.

Incidencias: Estadio de Riazor, 27.215 espectadores. Partido correspondiente a la final del playoff de ascenso a Segunda en la temporada 2021-22.
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?