NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ITALIA

“Nadie quería a Zaniolo, ni cedido, y le puse contra el Real Madrid”

Eusebio di Francesco recuerda en la Gazzetta su paso junto a Monchi por la Roma con la famosa eliminatoria contra el Barcelona.

Actualizado a
Eusebio Di Francesco.
RICCARDO ANTIMIANIEFE

Eusebio di Francesco es uno de los técnicos italianos de la nueva hornada con una visión moderna de su trabajo y una filosofía en la misma línea. Jugador, entre otros, de la Roma, guio también al equipo desde el banquillo entre 2017 y 2019, un periodo de bastante buen juego y resultados del equipo, sobre todo en la primera temporada. Fue técnico de Monchi, prácticamente su apuesta y juntos vivieron aquella eliminatoria ya famosa en los cuartos de final de la Champions de 2018, cuando con aquel gol del griego Manolas culminó una remontada histórica. Antes había llevado al Sassuolo a la Europa League. Ahora espera propuestas, de España también.

“Me gustaría un proyecto en Italia o en España, donde se juega 4-3-3 o 4-2-3-1 que me gusta, hasta en mentalidad. En el pasado, por ejemplo, el Sevilla se interesó por mí”, afirma. Allí está Monchi con el que trabajó codo con codo y tuvo altos y bajos en Roma. “Después de la semifinal de la Champions League con la Roma, no debería haber aceptado el siguiente mercado de fichajes que se hizo. Lo dije dentro del club, pero mi carácter me llevó a no decirlo públicamente. En eso Mourinho es genial. Intentaré mejorar eso también”, explica. Monchi le defendió mucho, aunque al final hubo una ruptura y una destitución. “La relación cambió en el segundo año. Algo se había desgastado y me hice a un lado un poco”, afirma.

Di Francesco tiene fama en Italia de apostar por el talento, aunque sea joven. Lo hizo con Berardi y le dio la alternativa a un Zaniolo que ahora es un icono de la Roma, a pesar de que en aquel momento no se apostaba por él. “Estoy acostumbrado a trabajar con lo que tengo, aunque a veces puede salir mal. Yo no estaba de acuerdo con ese mercado. Pero fui yo quien lanzó a Zaniolo, cuando los clubes ni siquiera lo querían cedido. En cambio, le hice debutar contra el Real Madrid para hacerle entender que yo creía en él. Un poco como había hecho con Berardi”, señala de Francesco que vivió su periodo como técnico en la Roma bajo otra propiedad. Ahora ve muy positivamente la llegada de los Friedkin. “Me gusta mucho su versión. Disfruté en la Conference League y me gustó el mercado que hicieron. Se hizo sabiamente. La Roma está bien construida con identidad táctica. (…) Lo mejor es la ilusión que se ha recreado. El Olímpico lleno empuja a mucho. Hasta en el error hay más aplausos. Antes si perdías era una tragedia, ahora lo hablamos en positivo, lo cual es bueno para el equipo. Pero primero hubo mal humor hacia la cúpula del club, por el poco vínculo que se había creado”, señala.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?