NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN

La nueva Olga Carmona

Ser la autora del gol en la final del Mundial de Australia y Nueva Zelanda que dio la copa a La Roja le cambió para siempre. A sus 23 años es ya un referente.

Actualizado a
La nueva Olga Carmona
ASANKA BRENDON RATNAYAKEREUTERS

Acababa de cumplir 23 años antes de embarcarse en la aventura del Mundial de Australia y Nueva Zelanda con La Roja y todo ha cambiado para Olga Carmona. Ya nada va a ser igual, nunca. La sevillana pasó de ser una novata en el torneo a hacer historia para siempre. Su gol en el minuto 29 en la final de Sídney ante Inglaterra hizo a España ser campeona del mundo. Es indiscutible en La Roja, y también en el Real Madrid. Estrella mundial, referente planetario.

La defensora del Real Madrid es ya uno de los estandartes de la Selección, al mismo nivel que históricas como Irene Paredes, Jenni Hermoso o Alexia Putelllas. Ha tenido que crecer, de repente. Madurar sin pensarlo. “Siento que estoy creciendo muchísimo, a todos los niveles. A nivel mental me siento una jugadora muy madura. También la etapa que estoy viviendo en Madrid sola me está ayudando mucho a crecer futbolísticamente. Y por supuesto, como persona”, admite en una charla con FIFA. El máximo organismo del fútbol la escogió como protagonista tras cumplirse los 100 días del hito de La Roja. Se atreven a compararla con históricas como Sawa, Lloyd o Rapinoe.

Ampliar

Sin embargo, la madridista sigue igual. Sigue acordándose de lo que ha trabajado. “Cuando empiezas en esto del fútbol, cuando eres pequeña, siempre sueñas con poder conseguir un Mundial. Ahora que lo he logrado, sólo me sale echar la vista atrás y estar orgullosa. Todo lo que he tenido que recorrer, lo que he sacrificado para lograrlo. Me siento realizada, satisfecha. Orgullosa yo misma y orgullosa por todos los que me rodean. Es muy gratificante, casi no se puede ni explicar”, admitió la internacional.

“Ahora ya noto que hemos aterrizado, ya nos sentimos campeonas del mundo. Hemos tenido tiempo para asimilarlo. Ahora tenemos que seguir demostrando que realmente somos las mejores del mundo”. No hay quién pare a la sevillana, ni en cada cabalgada por la banda sobre el césped.

Desde Sevilla Este a Sídney

Olga sigue siendo esa niña de barrio, esa chica cercana que comenzó a dar patadas a un balón en el barrio hispalense de Sevilla Este “Al principio me impactaba que me reconocieran por la calle, pero ya lo llevo con naturalidad. Es bonito que los niños te reconozcan. Es fruto de que se están haciendo bien las cosas. Siempre he sido una persona muy cercana y eso no lo voy a cambiar nunca”, admite, emocionada, cuando le preguntan por las muestras de afecto que recibe en cada entrenamiento. O en cada paseo por la calle. Ese pabellón donde se crió ya lleva su nombre, y ha recibido la medalla de Sevilla. Por supusto, no se olvida del papel clave que tuvo el Sevilla en su camino, ya que fue captada cuando jugaba por pasión.

Ampliar

“Es todo un orgullo que las próximas generaciones ya se tengan que fijar en nosotras. Vamos a ser eternas. Vamos a ser recordadas siempre. Hemos empezado a escribir la historia del fútbol femenino en España y ha sido ganando un Mundial”. Ya es capitana de La Roja, ya es referente. Un icono de tan sólo 23 años...

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas