NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BALÓN DE ORO

Aitana remueve conciencias

La jugadora del Barça ganó su primer Balón de Oro, tercero consecutivo para España. De nuevo quiso poner en valor la lucha del fútbol femenino.

Actualizado a
Aitana remueve conciencias

España logró anoche su tercer Balón de Oro femenino y de forma consecutiva. Aitana Bonmatí sucede a Alexia Putellas como la mejor jugadora del planeta. Sus éxitos deportivos esta temporada hablan por sí solos para merecer el premio. Aitana se coronó en agosto ganando el primer Mundial de la historia de España y fue elegida mejor jugadora de dicho Mundial. No es el único título importante esta temporada. También logró la Champions con el Barça y el campeonato doméstico. Aitana fue la mejor jugadora de la Champions y termina su temporada con el Balón de Oro, año redondo.

Aitana, durante esta temporada en la que se ha coronado deportivamente, también quiere dejar claro que es mucho más que una futbolista. En cada discurso, como el de anoche que habló en cuatro idiomas (español, francés, inglés y catalán) quiere demostrar que quiere luchar por mucho más que el fútbol: “Gracias familia, amigos y a todos los que me han acompañado en el camino y, sobre todo, a mis padres. Vosotros habéis luchado por cambiar las reglas en España. Y felicidades a los nominados y a las jugadoras nominadas. Tenemos que ser más que deportistas y seguir luchando por un mundo en paz e igualitario”.

Esta lucha por la igualdad e intentar mejorar las condiciones dentro del fútbol femenino, tanto a nivel de Liga como de Federación con la Selección, le viene de familia. Como ella misma reconoce, sus padres le han servido de inspiración a la hora de luchar por la igualdad: “Siempre han luchado mucho por la igualdad, así que cuando nací en 1998, formaron parte en un gran esfuerzo para que se cambiara la norma. Y lo consiguieron. Mi primer apellido, Bonmatí, es de mi madre, y mi segundo apellido, Conca, es de mi padre. Estoy muy orgullosa de lo que hicieron. Esta voluntad de luchar por los derechos de las mujeres, siento que la llevo en la sangre”.

No es la primera gala en la que habla de la igualdad. Cuando en el pasado mes de agosto ganó el premio a mejor jugadora de la UEFA después de lograr la Champions con el Barça y coronarse Reina del Mundo, con el tema Rubiales en plena ebullición, también se pronunció: “Como sociedad no podemos permitir el abuso de poder en una relación laboral. Desde Jenni a todas las mujeres que sufren lo mismo, estamos con vosotras. Esperamos que esta sociedad mejore”.

En el tema Rubiales y el tema de la Selección, siempre ha sido la primera en alzar la voz para ayudar a sus compañeras y para exigir cambios dentro de la Federación: “Si sirve para que haya mejoras definitivas, el hecho de que se haya empañado nuestro Mundial, habrá merecido la pena. La desigualdad es obvia. No pedimos cobrar lo que los hombres porque no creemos que deba ser así, simplemente unas condiciones dignas. Espero ser un gran referente para todos vosotros, niños y niñas, hombre y mujeres. Ojalá consigamos un fútbol más justo”.

Aitana no solo quiere ser recordada como una de las mejoras jugadoras del mundo, también quiere ser recordada por haber conseguido cambios sociales dentro del fútbol, donde las niñas de hoy en día se encuentren mejores condiciones dentro del fútbol femenino cuando lleguen a ser profesionales, tanto a nivel estructural, organizativos y económicos. La jugadora creció en un entorno que luchó por la igualdad de la mujer y ahora Aitana tiene el altavoz para poder seguir luchando por intentar mejorar el fútbol femenino. Balón de Oro dentro y fuera del campo.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.