NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PLAYOFF ASCENSO (SEMIFINALES) | DEPORTIVO 4 - LINARES 0

El Depor se da un festín y ya espera al Albacete en la final

El Deportivo peleará por el ascenso a Segunda tras golear a un buen Linares que sufrió la pegada blanquiazul. Quiles (2), Soriano y Bergantiños, los goleadores.

Actualizado a

El Deportivo estará en la final del próximo sábado para ascender a Segunda. Los coruñeses lo harán por la puerta grande después de golear a un Linares que compitió fantásticamente hasta que los de Borja Jiménez desplegaron todo su arsenal. Siete minutos (entre el 63’ y 70’) de locura en los que los goles de Soriano, Álex Bergantiños y Quiles, que había abierto el marcador de penalti al filo del descanso, destrozaron el sueño de los azulillos. Unas esperanzas que fueron más que reales en el primer tiempo, e incluso en algún instante del segundo, pero entre Mackay y la inocencia de algunos remates, todo quedó en eso, en un sueño. Goleada liberadora para los coruñeses, que se las verán con el Albacete de Rubén de la Barrera. Todo en un Riazor que con sus más de 26.000 gargantas también puso parte de trabajo para dejar la ansiada meta a un paso, a un partido que a buen seguro colgará el famoso ‘no hay billetes’.

El primer partido se vivió en los aledaños de Riazor, con un recibimiento al Deportivo por parte de su afición digno de los grandes momentos. Un impulso anímico que estuvo a centímetros de ser gol a los 47 segundos con un remate franco de Miku. Tampoco tardó mucho el Linares en demostrar que no venía de vacaciones a Galicia porque a los 7 minutos Mackay evitó el primero tras un gran cabezazo de Etxaniz. Dos ocasiones claras, y también un partido de tú a tú con el gol rondando las dos porterías en un primer cuarto de hora frenético con los de Alberto González mejor plantados, con más llegadas y con un Carracedo desatado. Una dinámica que fue tomando color azulillo, mucho más verticales y despiertos ante un Depor sin ideas y demasiado previsible. La polémica apareció en el 34’, con un penalti tonto de Barbosa sobre Villares que se comió el colegiado, pero sobre todo el asistente, que estaba a diez metros. Sí vio el siguiente por una mano clara de Lara cuando los equipos ya se preparaban para irse a los vestuarios. Responsabilidad para Quiles, hasta entonces desaparecido. Sangre fría del pichichi blanquiazul, sangre caliente de una grada que sufrió durante el primer tiempo ante un Linares mejor que mereció más.

La ventaja en el marcador tranquilizó un poco más al Depor en el inicio del segundo acto y aceleró un tanto al Linares, al que le empezó a costar más circular con limpieza y ver como el peligro ahora estaba más en su área que en la blanquiazul. Y justo en ese momento, volvió Etxaniz, que tocó picado con la puntera tras una falta colgada y que Héctor sacó a córner cuando ya se colaba. Y del posible empate, al 2-0. A una jugada mágica de Mario Soriano que se fue de hasta tres rivales. Poco después, Álex Bergantiños, el gran capitán, puso el tercero con un zapatazo inmenso. Fiesta en un Riazor que no daba crédito cuando acto seguido Quiles firmaba el su segundo de la noche y cuarto de un Deportivo que en siete minutos liquidó a un Linares desorientado y castigado por la pegada coruñesa. De ahí hasta el final, festival en unas gradas entregadas y abarrotadas. Día perfecto, pero a la película todavía le queda un capítulo más, que nadie lo olvide.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?