NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL SOCIEDAD

La afición de la Real, indignada con la hora del último partido

Han comenzado una recogida de firmas en una plataforma digital para pedir el cambio, y algunos socios amenazan con no ir y no ceder su carnet. El club, resignado, asegura que no puede hacer nada.

Actualizado a
Aficionados de la Real en Anoeta
AMAIA ZABALODIARIO AS

Lío entre la afición de la Real Sociedad por la hora del último partido de la temporada en el Reale Arena. En general, ha sentado muy mal que el encuentro contra el Atlético de Madrid se juegue a las diez de la noche de un domingo. No se entiende ese horario para un choque en el que no hay ningún objetivo en juego (ni europa, ni el descenso) y que supone el cierre de una larga temporada para el cuadro donostiarra delante de su afición después de haber logrado clasificarse por tercera temporada seguida para jugar en la Europa League, lo que supondría una gran oportunidad para aplaudir y agradecer a los jugadores por el objetivo conseguido, y convertir la cita en una especia de fiesta para finiquitar el curso. La afición de la Real está indignada con que el partido sea tan tarde, hay bastantes socios que se plantean no acudir al encuentro y no ceder su abono, e incluso se ha abierto una página para pedir firmas solicitando a LaLiga que rectifique y modifique ese horario.

Se quejan los seguidores de la Real Sociedad de que la idiosincrasia del club le hace tener mucha afición en la provincia que no podrá desplazarse hasta la San Sebastián un domingo por la noche teniendo que ir a trabajar al día siguiente. Siendo el partido a las 22:00 horas, lo normal es que muchos aficionados que se desplazan en autobuses desde los pueblos de Guipúzcoa, llegarían a sus domicilios sobre las dos de la madrugada, y al día siguiente tienen que levantarse a las cinco de la mañana para ir a trabajar. A eso hay que añadir que es un horario fatal para los niños, esos a los que LaLiga quiere atraer porque se quejan de que el fútbol no interesa a los más pequeños. Jugándose a las diez de la noche un domingo es complicado que los padres quieran llevar a sus pequeños al Reale Arena cuando al día siguiente tienen colegio y se levantan pronto.

Todo eso provoca que la afluencia al estadio en un partido tan particular para cerrar una temporada tan especial se vaya a resentir de forma notable, dejando pasar una gran oportunidad para que hubiera un ambiente de lujo y se pudiera montar una fiesta por todo lo alto. Los aficionados de la Real no comprenden cómo no habiendo nada en juego en el choque, LaLiga ha cometido semejante torpeza, pudiendo poner el partido a una hora mucho más apetecible para el aficionado medio.

Los seguidores realistas se muestran, incluso, comprensivos, porque entienden que si hubiera algo en juego, sería una decisión lógica al ser obligado el horario unificado. Pero no es el caso para la Real, porque hasta la lucha por la quinta plaza con el Betis ha sido separada por LaLiga al colocar el partido del equipo betico en el Bernabéu el viernes para ayudar al Real Madrid en su preparación para la final de la Champions. Tanto es así que ya se ha abierto una petición de cambio con recogía de cambios a través de Internet, en la plataforma change.org, en la que se solicita a la liga que adelante la hora del partido Del Reale Arena.

Muchos socios, además, están expresando en las redes sociales su enfado, señalando que no van a ir al partido y que no van a devolver su abono para que el club lo pueda poner a la venta y lo aproveche otro aficionado, porque quieren que su asiento esté vacío y quede patente en el aspecto de la grada. Hay padres con hijos pequeños socios que amenazan con esta acción de protesta, y otros que aportan cinco carnet de socios que también señalan que no irá ningún socio de la familia. Habrá que ver hasta que punto surte efecto esta protesta de la afición que empieza a circular por las redes sociales, porque hay opiniones de todo tipo sobre este asunto.

Muchos también muestran su malestar con el propio club, la Real, porque no haya hecho nada para defender los intereses de sus aficionados y que no se haya quejado, al menos, a la liga por el horario de la última jornada. Resignado, el club donostiarra asegura que no puede hacer nada, porque la decisión de la liga es firme, y sería generar un malestar que le puede pasar factura en un futuro. Tampoco le agrada la hora tan tardía del choque contra el Atlético, pero entiende que es una decisión de la liga que debe aceptar, dentro de su contrato por los derechos televisivos por el que, iguala que el resto de clubes, se lleva una gran cantidad para su presupuesto. El club demuestra que no va a moverse para pedir un cambio de horario poniendo en circulación la información de sus diferentes aciones para sus socios en cada partido.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?