NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

El fútbol, la gran evasión de los refugiados del Dush 21 ucraniano

28 cadetes de un equipo de Kiev asistieron emocionados al Espanyol-Valencia, y se entrenan y juegan en Sant Boi para aislarse de un horror que empeora.

Actualizado a
Seguidores Espanyol
RCDE

Eurovisión no ha sido la única vía de escape en los últimos días para el maltrecho pueblo de Ucrania. Ese mismo sábado, horas antes del triunfo en el festival de la canción, un grupo de 28 chicos de Kiev se abstraían por unas horas de la invasión rusa, de la separación forzosa con sus familias y de su exilio forzoso sin fecha de retorno, gracias a su gran pasión por el fútbol.

Al Espanyol-Valencia en el RCDE Stadium acudieron estos chavales, refugiados ucranianos, que hace un mes largo llegaron a una casa de la comarca de l'Anoia, primero, y desde hace unas semanas conviven en un centro situado en el Baix Llobregat, al amparo de la Fundación Diagrama Intervención Psicosocial. Presentan en común que tienen entre 14 y 16 años, y todos son jugadores cadetes en el FC Dush 21 de la capital de Ucrania. “El fútbol les motiva como ninguna otra cosa, es probablemente su mejor manera de evadirse de la lamentable situación que les envuelve”, afirma a AS la educadora social Andrea Mansa, quien presenció con ellos el partido.

Fue un contacto de esta organización con la Penya Blanc i Blava Sant Joan Despí quien les procuró las entradas. “Nos recibieron en Cornellà como si fuéramos famosos. La atención fue de diez. Durante el partido les iba mirando y tenían unas caras de emoción enorme. Estuvieron súper contentos. Y al final bajaron por iniciativa propia a la primera fila, detrás del banquillo, a pedir camisetas a los jugadores. Estaban como locos”, narra Mansa.

Al margen del Espanyol, de la escuela en la que estudian y de las actividades que les organizan los miembros de Diagrama, los chicos del Dush 21 han podido seguir la práctica del fútbol que adoran gracias a que un compañero de la fundación es entrenador en un club de Sant Boi, donde se entrenan e incluso van jugando, cuando surge la posibilidad, algún partido amistoso. David Cervera y Óscar Delgado son los principales artífices de esta colaboración, que ahora extienden también entre chicos del Norte de África.

El Espanyol, sensible con la invasión rusa en Ucrania, ya trasladó a 40 refugiados el pasado marzo.
Ampliar
El Espanyol, sensible con la invasión rusa en Ucrania, ya trasladó a 40 refugiados el pasado marzo.RCDE

Solo el fin de la guerra determinará su vuelta a casa, a Ucrania, junto a unas familias con las que se comunican habitualmente. “Ellos están evadidos pero ven las noticias. Las familias no les cuentan todo lo que sucede, pero muchas se han empezado a quedar sin trabajo, o se han tenido que ir a otras ciudades. Desde que vinieron hasta ahora, ha habido un cambio muy significativo”, asume la educadora social, sabedora de que el fútbol está siendo la gran evasión de estos chavales.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?