NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Athletic ATH
2
Berenguer 32',Villalibre 78'
Finalizado

ATHLETIC 2-VILLARREAL 0

El Athletic pide paso al Submarino

Jornada redonda para los rojiblancos: ganaron a Osasuna; vieron cómo perdía el Villarreal, rival directo por la séptima plaza; y San Mamés rindió un homenaje de época a Capa

Actualizado a

El Athletic llegará a la última jornada con pisadas europeas. Los deberes, esta vez sí, los ha hecho de carrerilla. El desastre de Granada ha quedado sepultado con una tarde redonda, la que habría firmado Marcelino con sangre a las 19:29, antes de sacar de medio campo. La Real, ese vecino con el que la relación es irreconciliable, echó un cable y ganó al Villarreal, al que se intenta dar caza en Bilbao. Eso sí, los txuri-urdin tenían la sexta e incluso la quinta plazas en juego. El Submarino se ha quedado a un punto y con el coeficiente perdido. Su cuenta es que deben repetir lo que haga el Athletic y la de este que necesita firmar algo mejor que los amarillos. Así que si los leones ganan en el Sánchez Pizjuán, obligarán a los pupilos de Emery a hacer lo propio en el Camp Nou, casi nada. Un puzle más que alentador en la ciudad del Guggenheim, tal y como pintaban las cosas antes de la penúltima entrega. Han dilapidado tantas ocasiones los jugadores de García Toral que mejor no apostar una suma alta por ellos. Otra vez todo o nada en el Pizjuán, como en 2019 con Garitano, que acabó en batacazo. Los invitados a esta pelea son Sevilla y Barça, que no están para tirar cohetes y no se juegan nada. Es así en el caso de los hispalenses porque un tanto de En Nesyri en el tramo final en el Metropolitano certificó el billete para la Champions. Eso para cerrar el círculo de la perfección en la tarde bilbaína.

De la mano de los revulsivos Berenguer y Villalibre, el Athletic solventó con nota el último intento por reengancharse a la pelea por Europa. Salió de las dos pausas de hidratación como un cuchillo a la yugular de un Osasuna muy perezoso toda la tarde. Dos altos en el camino y dos goles. Goles desde el aire acondicionado, tantos con refrigerio. Arrasate se bajó del bus a la llegada al estadio y se equivocó de camino cuando trataba de ganar los vestuarios. Le advirtieron que la senda era otra. Así anduvo su equipo en la primera parte, con el mapa del revés, carente de ritmo y sin ganas de jugar.

El técnico rojillo priorizó seguir en el laboratorio con sus experimentos. La semana pasada puso a Oier de titular para empezar con los homenajes a una de las leyendas del osasunismo. Volverá en el último partido del año, de nuevo en El Sadar, después de despedirse ante los medios el jueves. Será por todo lo alto. Y en esta ocasión le tocaba a Iñigo Pérez, que no tiene tanta leyenda en El Sadar pero es muy querido. Se movió por la banda izquierda. Y Cruz figuró de nuevo como central, pero esta vez con cuatro atrás. Junto a él, Aridane, una pareja de baile muy poco habitual. Jagoba sigue estirando la versatilidad del grupo en busca de nuevas fórmulas.

Y frente a eso, un Athletic absolutamente reconocible, que agradeció la cortesía y dominó en todo instante en esos 45 minutos iniciales muy accidentados, porque cayeron por problemas musculares Raúl García y Nico Williams. Se anuló a los diez minutos un tanto a saque de falta de Muniain. Osasuna salió muy bien y dejó atrapados a varios leones en fuera de juego. El estadio quiso montar una tarde alegre con diversos actos y uno de ellos fue el homenaje, en pleno partido, al socio número uno rojiblanco, Virumbrales, por parte de la Herri Harmaila. Un veterano de toda la vida que ha apoyado estos meses la puesta en marcha de la Grada de Animación. Williams, el hermano mayor, era un dolor de muelas para la defensa navarra con su movilidad.

Raúl García fue a presionar la salida de balón de Cruz en el minuto 19 y notó un pinchazo en la pierna derecha. Si se la amputan le duele menos a un tipo de su carácter ganador, y más en una cita así ante 'su' Osasuna. En su lugar saltó al campo Berenguer, así que se perdía pegada, pero se ganaba movilidad. Al conjunto visitante le costaba tener el balón (26 por ciento de posesión llevaba a la media hora) y generar ocasiones profundas. Le resultaba imposible cambiar el esférico de un lado a otro, mientras el Athletic creaba ocasiones con cierta frecuencia. Como LaLiga decidió realizar pausas de hidratación en esta última jornada, los 22 protagonistas se fueron a la banda a refrescarse, en medio de ciertos pitos del respetable, que lo veía ridículo con los 21 grados que deleitaban a la ciudad. Y, sobre todo, irritó el momento a Arrasate, ya que el alto coincidió con un saque de esquina de los locales. Ese receso permitió preparar con más mimo la estrategia y derivó en un golazo de Berenguer, uno de los pequeños, de cabeza, tras un despiste se Brasanac en la marca. Ya se sabe lo que padece este equipo pamplonica en los centros laterales.

Muniain aparecía mucho para mezclar líneas. Williams buscaba y buscaba, aunque ya se sabe que necesita un carro de ocasiones para dar con la red. Su trabajo descomunal permite perdonar esta falta de puntería. Antes del descanso Nico Williams tuvo que marcharse por otro tirón. Se fue frustrado, su ímpetu a veces parece que juega contra su musculatura.

Arrasate decidió cambiar el perfil del equipo y puso en liza a Barja y Kike García, en lugar de Javi Martínez y el Chimy, que fue pitado cada vez que rondaba por la pelota, recordando la entrada desproporcionada en la ida a Nico Williams. Los rojillos empezaron a tener más presencia en el área rival. Emplearon el juego directo para buscar la cabeza de Kike con los centros de Barja y Pérez. Pero no lanzaban a puerta. Todo marchaba bajo control, así que los presentes tiraron de radio. Y esta lanzó que la Real empató en La Cerámica. Ovación tremenda en una postal extraña: en Bilbao se celebraba un gol del eterno enemigo. Por el interés te quiero Andrés.

La segunda pausa para beber fue hermana de la de los 45 minutos iniciales, porque instantes más tarde, Williams se lanzó a una carrera frenética por la derecha, ante la que poco pudo hacer Manu Sánchez, y metió un pase milimétrico a Villalibre, que no tuvo más que empujarla en boca de gol. La algarabía se trasladó posteriormente a lo de fuera, con el 1-2 de la Real festejado casi tanto como el del Búfalo y los gritos de ánimo a Capa, que recolectó sus cinco minutos de gloria sobre el verde dentro de un año en blanco. La Conference League aún es posible.

Cambios

Alex Berenguer (18', Raúl García), Kike García (45', Chimy Avila), Asier Villalibre (45', Nico Williams), Kike Barja (45', Javi Martínez), Rubén García (66', Iñigo Pérez), Oier Zarraga (66', Unai Vencedor), Alex Petxarroman (66', Dani García), Oier Sanjurjo (82', Darko Brasanac), Roberto Torres (82', Nacho Vidal), Ander Capa (86', Iñaki Williams)

Goles

1-0, 32': Berenguer, 2-0, 78': Villalibre

Clasificación
Clasificación PT PJ PG PE PP
6 62 37 17 11 9
7 56 37 15 11 11
8 55 37 14 13 10
9 47 37 12 11 14
10 46 37 12 10 15
Clasificación PT PJ PG PE PP
7 56 37 15 11 11
8 55 37 14 13 10
9 47 37 12 11 14
10 46 37 12 10 15
11 45 37 10 15 12
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?