MALLORCA

Aguirre: "Si no eres capaz de soportar la presión, vete a casa"

Según el mexicano "el equipo está ya mejor que el sábado pasado, evidentemente, y ya estamos preparados y recuperados anímicamente".

0
Aguirre: "Si no eres capaz de soportar la presión, vete a casa"
GORKA LEIZA DIARIO AS

Pocos trenes le quedan al Mallorca para agarrarse a la salvación y el primero de ellos es el del Ramón Sánchez Pizjuán ante el Sevilla, plaza complicada para según que necesidades. No obstante, el entrenador bermellón, Javier Aguirre, asegura que sus jugadores se han recuperado anímicamente del mazazo que supuso la goleada del Granada en Palma por 2 a 6 en una cita clave en la lucha por la permanencia.

Según el mexicano "el equipo está ya mejor que el sábado pasado, evidentemente, y ya estamos preparados y recuperados anímicamente".

Preguntado qué factor puede tener más peso en estas situaciones en lo que se refiere a veteranía, carácter o genialidad obre el terreno de juego, Aguirre afirma que su experiencia le dice que apela "a lo que tienes en el equipo y al momento en que están los jugadores, se trata de buscar cada semana al jugador que estuvo bien durante esa semana, al jugador que sientas que está en su momento, porque puede haber otro que tiene mejores condiciones pero que pasa por una mala semana en el aspecto personal, o porque se enfadó con otro, lo ves irritable, y mi experiencia me ha enseñado a elegir en función de cómo crees tu que están mejor para el partido que viene".

Tras el batacazo ante el Granada, Aguirre cree que jugar tan pronto otro partido sin esperar una semana, es bueno para los protagonistas: "por supuesto que ayuda jugar de nuevo enseguida, los jugadores lo que quieren es resarcirse inmediatamente, tener revancha cuanto antes, quieren volver a saltar al campo de juego".

Tras lo del sábado, se ha creado una especie de divorcio en el matrimonio que formaban el equipo y la afición y el entrenador mexicano es consciente de ellos al asegurar que eso se ha producido "merecidamente", a lo que añade, una vez más que "pedimos perdón, no podemos hacer nada más, no hay nada que decir, solo pedir perdón, cerrar la boquita y trabajar el siguiente partido".

Lo que no acepta el técnico es que se dude de la implicación de los futbolistas del Mallorca cuando afirma que "la implicación se da por supuesta, la segunda parte fue un desorden, no fue por un tema de actitud, yo no vi eso, fue un desorden generalizado".

Lo que sí aseguró Aguirre es que habrá cambios en el equipo: "habrá cambios, eso lo garantizo", y se espera al respecto la vuelta a una defensa de cinco con tres centrales y quizá un relevo en la portería, además de en la punta de ataque.

Otro de los argumentos para calibrar el desastre ante el Granada se centra en la posibilidad de que los jugadores se vieran superados por la presión tras un recibimiento en el estadio espectacular, el recinto lleno y lo mucho que había en juego, y en este sentido, Aguirre manda un mensaje a navegantes para quien lo quiera entender: "es difícil saber si se vieron sobrepasados, yo también me he hecho esa pregunta y si les pudo no lo puedo decir porque no lo sé, pero el jugador tiene que estar preparado para eso, para tener un ambiente hostil, para tener un ambiente amigable, para salir goleado, porque si no, no tienes carácter para estar en primera división, si no eres capaz de soportar la presión de la prensa o del público, vete a casa, si te puede y no rindes como profesional es que no sirves, y yo estoy convencido de que este equipo sirve para quedarse en primera división, y lo creo firmemente".

Sobre qué Sevilla espera, Aguirre lo tiene claro: "espero el mejor Sevilla porque viene de dos empates que comprometen su clasificación y que en su campo va a ir a por todas, se está jugando mucho dinero y espero un Sevilla intenso, fuerte, agresivo y con calidad".

Finalmente, el Mallorca ya no depende de sí mismo y eso es un problema añadido a su lucha por la permanencia: "eso les he dicho a los jugadores y estamos así por culpa nuestra, toda derrota trae consecuencias y una de ellas es esta, ya no dependemos de nosotros mismo así que hay que sufrir doble".