NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VALENCIA

La tensa relación del Valencia de Lim y la Federación de Rubiales

El presidente de la RFEF quiso enfatizar en Valencia que ha querido tender la mano al Valencia para reconducir la relación y la respuesta fue "no".

Actualizado a
Anil Murthy y Rubiales, en el sorteo de la Supercopa de 2020.
JESUS ALVAREZ ORIHUELADIARIO AS

La Real Federación Española de Fútbol es uno más de los varios organismos con los que el Valencia de Peter Lim tiene por diferentes razones sus encontronazos y la final de Copa del Rey del próximo 23 de abril en La Cartuja de Sevilla está haciendo florecer trencillas que vienen de lejos. Luis Rubiales habló este miércoles en Valencia y en sus declaraciones defendía su postura y dejaba caer puyas. “Nos gustaría que el Valencia fuera de valencianistas (…) las entradas (de la final) tienen que llegar cuantas más mejor a los aficionados (…) queremos dialogar por el tema de la Supercopa, pero él (Anil) nos dijo que ‘no’” o “hay intereses distintos a los que debería haber”.

Las discrepancias entre la RFEF y el Valencia tomaron su forma en la Supercopa de España de 2020, la que jugó el Valencia tras proclamarse campeón en Sevilla ante el Barcelona, si bien, o a su vez, la tensión entre federación y ejecutivos del club tiene su fondo en la guerra abierta entre Luis Rubiales y Javier Tebas, porque el Valencia de Meriton Holdings es un activista confeso de la Liga y el presidente de la patronal, un defensor público de Peter Lim.

La Supercopa de España: el origen

En 2019 el Valencia protestó por la implantación del cambio de formato en la Supercopa, porque se hizo cuando el equipo se proclamó campeón y entendía que el modelo de semifinales y final debería haberse ejecutado la temporada siguiente. También se quejó después por el reparto económico que finalmente se realizó entre los cuatro clubes que disputaron la primera edición del torneo en Arabia (Real Madrid, Barcelona y Atlético). Respecto al cambio de formato, el Valencia presentó su queja ante el CSD y éste dio la razón a la RFEF. Pero el tema de la protesta blanquinegra por la cuantía a percibir por aquella Supercopa aún está caliente, presente y pendiente de si acabará en los tribunales.

Rubiales ha explicado que, aprovechando que la final de la Copa del Rey les está haciendo verse más de lo habitual, tendió “la mano” al presidente Anil Murthy para “solucionar las cosas dialogando”, es decir, sin pleitos de por medio, “pero su respuesta fue ‘no’”. La negativa del presidente del Valencia a recoger el guante de su homólogo de la RFEF habría llegado tras “hacer ciertas consultas” a terceras personas, “pero eso ya preguntárselo a él”.

El Valencia, en este sentido, apunta que no acepta un diálogo que implique renunciar a los 1,7 millones de euros que tiene pendiente de cobro y por ello mantiene abierta la puerta a presentar una demanda a la RFEF, aunque esta no termina de cursarse. Lo último concreto que sabe la RFEF del asunto tiene fecha del 11 de enero. Los abogados de la Federación presentaron ante un juez una documentación requerida en relación a los contratos de la Supercopa 2020 y el Valencia habría solicitado una información añadida. Esa documentación está en fase de estudio por los abogados del club de Mestalla, que aún están a tiempo de llevar a juicio por este asunto a la RFEF.

“No es agradable una demanda, pero si la hay, la afrontaremos pensando que la RFEF ha actuado bien; ójala los dirigentes del Valencia lo reconsideren y se sienten a negociar, que es lo que nos gustaría”, apostilló un Rubiales que concluyó diciendo: “Solo quiero decir una cosa, es difícil de explicar que cuando un club asume que el reparto no es el mismo en la Liga o en Europa, que no la acepte cuando se toma esa decisión en la RFEF”.

Trinchera de la guerra Rubiales-Tebas

Toda esa crispación por aquella Supercopa, potenciada por ese rol de batallón de trinchera que asume el Valencia en la guerra Rubiales-Tebas, se está reflejando en la puesta en escena de pormenores vinculados a la final de Copa del Rey, como los comunicados que ambas entidades cruzaron a raíz de la no presencia de Anil Murthy ni de ningún otro representante del Valencia en la reunión celebrada el viernes 18 de marzo en Las Rozas, donde según la RFEF se terminó de concretar el reparto de entradas y a la que el Valencia remarca que había avisado de que nadie asistiría, porque a su entender el reparto ya había quedado claro en la reunión anterior.

El último puntal de la distancia entre RFEF y Valencia versa sobre la intención del club che de retransmitir el partido contra el Betis a través de pantallas gigantes en la fan zone que instalará en los aledaños de Mestalla para los aficionados que no vayan a ir a Sevilla pero quieran vivir la final en un ambiente festivo y de masas. El foco de conflicto está en que Mediaset, poseedora de los derechos televisivos, no da permiso al Valencia para retransmitir el encuentro en pantallas gigantes. Los abogados del Valencia entienden que, tratándose de un partido que se da en abierto, la ley les ampara y el club, a día de hoy, mantiene su programa. Y Rubiales, en este asunto, se pone del lado de Mediaset.

“La RFEF es dueña de esta competición, esta competición se adjudicó sus derechos a Mediaset y tenemos que cuidar a los que invierten en la Copa. Si Mediaset no autoriza a pantallas, sería ilegal. Esa es la situación. Si hay una negociación y se accede, perfecto, si no, los derechos son de Mediaset”, enfatizó.

Declaraciones íntegras de Rubiales realizadas en Valencia

“Nos gustaría sentarnos y no recibir una demanda. Pero bueno. Hoy mismo le he mandado un mensaje a Anil, cuando estuvimos en la reunión en Madrid a la que sí asistió (15 de marzo) le comenté que teníamos la oportunidad de solucionar las cosas dialogando, me dijo que “no” (…) Fue una reunión entre Anil y yo, con un abogado presente. Él tuvo que hacer ciertas consultas, pero eso ya preguntárselo a él”.

“Hubo una reunión que se retrasó por un tema de salud de un familiar (de Anil Murthy). Se hizo más tarde (15 de marzo) y a esa reunión (Murthy) vino. Ahí les propuse el reparto de 40, 40 y 20. Pero había que volver a sentarnos para detallar el reparto. Allí mismo se habló de hacerlo el viernes (18 de marzo). Fue una decisión de todos. Después nos dijo que no podía venir, le comentamos que viniera alguien del club y no vino nadie. Para mí ya es pasado y no es polémica. Se ha solucionado y hemos enviado las mismas entradas a los clubes”.

“El modelo de competición que el Valencia denunció al CSD y se nos dio la razón a la RFEF. Ese tema está juzgado y cerrado. La otra cuestión es sobre el reparto económico. No tenemos noticia de ninguna demanda. En su día hubo un requerimiento de información por medio de un juzgado, que se envió por parte de la RFEF.”

“Yo siempre he tenido la voluntad de llegar a soluciones dialogadas. Pero en los últimos años de forma repetitiva sale el tema de que hay una demanda, pero no la hay. No es agradable una demanda, pero si la hay, la afrontaremos pensando que la RFEF ha actuado bien. Ojalá los dirigentes del Valencia lo reconsideren y se sienten a negociar, que es lo que nos gustaría”.

“Desde la RFEF no hablamos de dirigentes, porque en cada sitio son los que son. Nos gustaría que en Almería fuera gente que sintiera los colores del club, que en Valencia fueran valencianistas… eso nos gustaría, gente vinculada sentimental y económicamente a la ciudad. Pero la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas es la que es, hay otros ejemplos de clubes que funcionan bien con este sistema, pero no entramos en esto. La relación a nivel administración con el Valencia, con los trabajadores, es buena, pero luego hay otro tipo de relación institucional, con intereses distintos a los que debería haber, que son los que son.

“Asumo que él pueda tomar sus propias decisiones. Solo quiero decir una cosa, es difícil de explicar que cuando un club asume que el reparto no es el mismo en la Liga o en Europa, que no la acepte cuando se toma esa decisión en la RFEF. Pero el Valencia ha hecho un pedazo de temporada en la Copa y ellos y el Betis son justos finalistas. Espero que disfruten. Si hay una polémica con las entradas, las entradas tienen que llegar cuantas más mejor a los aficionados. Nosotros hemos hecho un esfuerzo para eso, renunciando a un alto porcentaje”.

“El Valencia ha hecho un pedazo de temporada en la Copa y ellos y el Betis son justos finalistas. Espero que disfruten. Si hay una polémica con las entradas, las entradas tienen que llegar cuantas más mejor a los aficionados. Nosotros hemos hecho un esfuerzo para eso, renunciando a un alto porcentaje”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?