NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

Wu Lei, Balón de Oxígeno

El gol del atacante chino, el primero con Mao como CEO, salva al Espanyol de descender, probablemente a Rufete de una protesta final, e incluso propicia un ‘déjà vu’ con Europa.

Actualizado a
BARCELONA, SPAIN - APRIL 10: Wu Lei of Espanyol celebrates scoring the winning goal during the La Liga Santander match between RCD Espanyol and RC Celta de Vigo at RCDE Stadium on April 10, 2022 in Barcelona, Spain. (Photo by Alex Caparros/Getty Images)
Alex CaparrosGetty Images

“Sé que últimamente la situación estaba siendo complicada para mí”, asume Wu Lei, absoluto protagonista del momento en el Espanyol por un gol, el que anotó el domingo en el minuto 89 del encuentro contra el Celta en el RCDE Stadium, que entraña muchas derivadas. La primera, su propia redención. “Se lo merece”, destacó su asistente, Sergi Darder. La segunda, la permanencia si no matemática sí absolutamente virtual del Espanyol. Y la tercera, el balón de oxígeno del que ha dotado a los gestores del club.

Recientemente proclamado Balón de Oro chino por tercera vez en su carrera –por las nueve dianas que anotó durante todo 2021 con su selección–, llevaba Wu Lei sin marcar en Primera desde junio de 2020. Sí lo había hecho en Segunda, la pasada campaña, y en esta pasada edición de la Copa del Rey, ante el Cristo Atlético de Palencia. “Tenía pocos minutos, pero me estaba entrenando muy duro y al fin ha llegado”, resumía en los canales del club, tras el encuentro. Normal que lo celebrara con euforia.

Llevaba jugados únicamente 320 minutos en las primeras 30 jornadas, y frente al Celta sumó otros 23, en los que protagonizó los dos únicos tiros a puerta del Espanyol, dio cinco pases (dos buenos), recuperó un balón y perdió tres. No necesitó más. “El gol en el último minuto ha generado un ambientazo de la afición en nuestro estadio”, se congratulaba.

Que Wu Lei marque es garantía de éxito. Desde que aterrizó en el Espanyol, en enero de 2019 procedente del Shanghai SIPG, ha visto puerta en 16 ocasiones, repartidas en 15 partidos, de los que 11 se han saldado con victoria y cuatro han acabado en empate. Ninguna derrota. Y eso que ha anotado en Primera, Segunda, Europa League y en la Copa.

Talismán también ha sido para Mao Ye, ya que pasará a la historia su diana del domingo como la primera de su compatriota desde que asumió el cargo de CEO del Espanyol. Y probablemente lo haya sido igualmente para el director deportivo, sobre quien se había focalizado durante los días previos un clima de plebiscito que en el estadio solo se tradujo con tres o cuatro conatos del cántico “Rufete, vete ya”, entre el descanso y la segunda parte, que podrían haber ido a más con el runrún creciente de un 0-0 insulso.

Lo que desde luego permite el 1-0 de Wu Lei es dejar sellada la permanencia, si es que no lo estaba ya, de un Espanyol que cuenta con 39 puntos y se sitúa 11 por encima de la zona de descenso cuando solo restan siete jornadas, es decir, 21 puntos en juego, y con nueve equipos por detrás en la clasificación.

Mao Ye Wu, este domingo, por primera vez en el palco del RCDE Stadium en calidad de CEO del Espanyol.
Ampliar
Mao Ye Wu, este domingo, por primera vez en el palco del RCDE Stadium en calidad de CEO del Espanyol.GORKA LEIZADIARIO AS

Pero lo más curioso es que deja el séptimo puesto, que puede dar acceso a la Conference League, a siete puntos. Que son los exactamente los mismos que hace tres temporadas, cuando los pericos accedieron a Europa en esa misma posición, con un gol en el partido decisivo del delantero chino.

Aquella tarde de mayo de 2019, Wu Lei salió a hombros del RCDE Stadium. Así que nadie mejor que él para resumir la situación: “Hemos cumplido el primer objetivo, que es la salvación, y ahora tenemos que mirar más lejos, a posiciones más altas, lograr más victorias para una mejor clasificación final”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?