NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PRIMERA RFEF

El adiós a los campos de hierba sintética en Primera RFEF

Luis Rubiales ha sido tajante este lunes en la reunión con los clubes. El presupuesto para colocar la hierba natural ronda el medio millón de euros más el mantenimiento.

Actualizado a
El adiós a los campos de hierba sintética en Primera RFEF
UNIONISTAS

FC Andorra, UD San Sebastián de los Reyes, Unionistas CF, UE Cornellá y DUX Internacional son una 'rara avis' en la Primera RFEF. ¿El motivo? Disputan sus encuentros como locales sobre césped sintético. Para la próxima temporada, la Real Federación Española de Fútbol ya informó de que tendrán que disponer de un campo con hierba natural para continuar en la competición y, en la mañana de este lunes, el presidente Luis Rubiales volvió a incidir en el cambio obligatorio para competir la próxima temporada.

En la búsqueda de profesionalizar la competición, la RFEF impuso tres obligaciones para los campos: en la campaña 2021/22, la potencia lumínica de 600 lux; en la temporada 2022/23, el césped natural; y en la campaña 2023/24, disponer de al menos 4.000 en cada instalación. Esta situación también obliga a los equipos a tener que profesionalizarse e invertir en unas instalaciones que en algunos casos ni siquiera son suyas. Además de contar con hierba artificial, estos cinco equipos también juegan sus encuentros en una instalación municipal.

"El cambio de la hierba artificial a la hierba natural nos tiene con máxima expectación. El año pasado se tuvo que hacer el cambio de potencia lumínica (600 lux) y ahora planificamos el césped natural. Y dentro de dos temporadas, serán los 4000 asientos. Tenemos estimado que el coste de cambiar el césped artificial al natural será de medio millón de euros. Llevamos tiempo trabajando sobre ello aunque todavía no tenemos decidida la empresa", explica el gerente de la UD San Sebastián de los Reyes, José María Groba.

Unionistas es otro de los equipos que se encuentra en esta situación. El conjunto salmantino tiene claro que no solo es el gasto del cambio de césped (que tienen estimado entre 300.000 y 500.000 euros), sino que también hay que añadir otros gastos. "El mantenimiento diario también es un gasto para los clubes. Sería un campo prácticamente para jugar cada quince días porque apenas se puede entrenar", admite Miguel Ángel Sandoval.

El Andorra FC se encuentra en plena lucha de ascenso a Segunda División y tendrá que cambiar obligatoriamente el campo a hierba natural tanto en caso de subir de categoría como si se mantiene en Primera RFEF. "Todos los cambios de césped cuestan más o menos lo mismo, unos 500.000 euros. Sobre el mantenimiento, calculamos que unos 80.000 euros. Nosotros compartimos la instalación con la Federación Andorrana de Fútbol, el VPC de Andorra y de rugby y un colegio", asegura el director general del Andorra, Jaume Nogués.

El presidente de Unionistas, Miguel Ángel Sandoval, también saca a la luz otros problemas en la instalación en la que entrenan y juegan: "El Reina Sofía es municipal. Tenemos conversaciones con el Ayuntamiento para saber qué va a pasar. Nosotros no estamos solos, sino que también entrenan las canteras del Real Salamanca Monterrey y de nuestro club. Tendrían que marcharse a otra ubicación y yo entiendo que eso también es un problema tanto logístico como económico. El Ayuntamiento nos ha comunicado que contemos con ellos para ir de la mano para ver si se pueden llevar a cabo los requerimientos. El tema es urgente. No podemos demorarlo mucho más. Cambiar el césped serían unos dos meses y se puede ir a tres o cuatro. Hay que terminar la competición y actuar".

En una situación similar se encuentra la Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes en Matapiñonera, que cuenta con medio millar de canteranos y tendrían que entrenar la próxima temporada en otra instalación para evitar el desgaste del césped natural. "Nuestra intención es el 1 de junio acometer las obras y el 15 de julio estuviera hecho. Ahora vemos fuentes de financiación. Es un gasto muy importante para todos los clubes. Entendemos el requerimiento de la RFEF y es una manera de que todo sea más uniforme pero el gasto es tremendo. Tenemos que buscar dinero de donde sea. La inversión del próximo presupuesto de todo el club será cerca del 50% para el campo", prosigue el gerente de la UD San Sebastián de los Reyes, José María Groba.

En el caso de Unionistas, todavía están pendientes de conocer si el Ayuntamiento permite el cambio de césped, si afronta el propio consistorio salmantino el cambio del tapete (ya ha invertido más de dos millones de euros en el Reina Sofía) o si llegarán a un acuerdo económico entre ambos. "Unionistas quiere jugar en Primera RFEF y en Salamanca. ¿No jugar en Salamanca o tener que renunciar a la plaza? Nos creamos para ser de Salamanca. Si no nos quedará más opción de tener que renunciar a la categoría porque no cumplimos los requisitos, no podríamos hacer nada pero es algo que no quiero pensar porque estamos trabajando muy duro en el proyecto", concluye el presidente de Unionistas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?