NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

El embrollo Dembélé

Dentro del Barça están convencidos de que ha cerrado un acuerdo con el PSG y que no podrán retenerle. Pero desde el vestuario, en París, no dan por hecha su llegada. El jugador asegura que está dispuesto a esperar para seguir en el Barça

Actualizado a

Hay embrollo con Ousmane Dembélé (15-5-199). Según fuentes cercanas al Barça, el jugador está muy cerca del PSG y hasta se garantiza que ya ha firmado un contrato con el club parisino, de manera que las pocas esperanzas que existían de que ampliase con el club azulgrana se habrían esfumado. Sin embargo, desde París llega información contradictoria. La situación de impasse del PSG después de la eliminación ante el Madrid, con el futuro de Pochettino y, sobre todo, de Leonardo en el aire, invita a no ser contundente con ninguna carpeta de futuro porque la cúpula deportiva del club, entrenador y secretario técnico, se puede mover en pocos meses.

Después de la ruptura de negociaciones el pasado mes de enero, cuando las conversaciones entre Mateu Alemany y el agente del jugador, Moussa Sissoko, no fructificaron, existían pocas esperanzas de continuidad de Dembélé, que fue conminado por el club a buscar una salida y hasta se quedó fuera de un par de convocatorias (Athletic y Alavés). El hecho de que el club le levantase el castigo; y volviese a jugar y a rendir a las órdenes de Xavi, ha levantado nuevas expectativas. El técnico había dicho el día de su presentación que, “bien entrenado”, Dembélé podía ser el “mejor jugador del mundo en su posición”. Y, en apenas dos meses, lo ha colocado como mejor asistente de LaLiga.

El profesional comportamiento de Dembélé, y las siete asistencias en los últimos cinco partidos;la manera de celebrar las victorias y su compromiso con el grupo, han permitido pensar que fuese posible una marcha atrás y se reabriese la negociación para su renovación. Pero el Barça es pesimista. Tanto que transmite esa sensación y cierta certeza en el que el jugador acabará en el PSG, donde será el recambio de Mbappé. Pero desde París no se da por hecho.

Dembélé se siente cómodo y muy respetado por Xavi, que le ha mejorado. El jugador mantiene en el vestuario que no tiene nada firmado con ningún club y, es más, que estaría dispuesto a aceptar una rebaja en su ficha por continuar de azulgrana. Eso sí, acepta que el PSG es uno de los clubes interesados. El jugador prometió concentrarse en su juego mientras fuese del Barça y lo está cumpliendo. Quiere aprovechar los minutos que quedan de temporada. De fondo, sabe que también tiene el Mundial de Qatar en noviembre. Lesionado de gravedad en la última Eurocopa, uno de sus desafíos es volver a contar con la confianza de Didier Deschamps, que lo ha dejado fuera de la última lista. Dembélé es consciente de que a Deschamps sólo se le convence a base de rendimiento y por ello intenta aislarse de las negociaciones sobre su futuro para concentrarse en el césped. En cuanto ha encontrado cierta continuidad en las dos últimas temporadas, Dembélé sí ha sido el jugador que muchos esperaban. Aun algo anárquico pero mejor en la toma de decisiones y desequilibrante como en el Bernabéu. El caso de su renovación sigue abierto.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?