NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Mbappé se pone serio con los derechos de imagen

El jugador, que se negó a ir a actos publicitarios con Francia, quiere controlar el 100% de sus derechos de imagen. El PSG cedería. El Madrid suele compartir.

Actualizado a

Kylian Mbappé ha saltado de nuevo al primer plano debido a que se ha negado, en la concentración de la selección de Francia, a cumplir con una operación de marketing de la Federación. Aunque haya caído de sorpresa, lo cierto es que, según informa Le Parisien, este tema no es nuevo. El jugador está concienciado con determinadas causas sociales y tiene una serie de creencias que hacen que no quiera relacionarse con determinadas marcas. Hace un tiempo, comunicó al equipo nacional que él quería gestionar su imagen a nivel de marketing y publicidad y que no quería vincular su figura y estatus a las marcas que le exigieran. Esto también es un mandamiento fundamental para él a la hora de estar en un club. El PSG está dispuesto a ceder a sus condiciones para renovar su contrato. Este no es un tema baladí. Los patrocinios suelen dar una importante cantidad a las entidades, entre otras cosas, por hacer campañas con los jugadores más mediáticos. La estrella francesa, por el contrario, se niega a participar, lo que puede suponer un agravio económico para la Federación, en este caso, o para los equipos donde juegue.

Siempre según la información de Le Parisien, los jugadores firman antes de su debut internacional un contrato por el cual se comprometen a formar parte de las campañas de marketing del equipo, aunque sea de forma colectiva y no individual. Incluso cifra en 25.000 el ingreso que le da aunque sea un simple spot de cada marca. Mbappé, para aquel entonces más niño y sin las convicciones que ahora lleva consigo, firmó, tal y como hicieron el resto de sus compañeros. De ese modo, a lo largo de estos años, ha cedido a sus ideales para participar en determinadas campañas, con las que, a día de hoy, no se quiere vincular. Cuando se puso en manos de la prestigiosa abogada Delphine Verheyden, ésta se dirigió a la federación francesa y les pidió que revisaran y mejoraran dicho contrato por no estar a la orden del día. Una vez hizo esa primera advertencia, añadió que en caso de no responder afirmativamente a su propuesta, el jugador dejaría de cumplir con tal obligación.

Y así sucedió. Esta semana, Mbappé se ha negado a participar en las campañas publicitarias de Francia. Verheyden volvió a advertir a Francia de una revisión del contrato en cuestión y no hubo una respuesta efectiva. Esta conversación se produjo con el gerente general y no directamente con Le Graët. El presidente se quedó perplejo al encontrarse con la negativa de Kylian y le llamó de forma cortés a su despacho para recibir una explicación. El jugador del PSG se la dio y reafirmó que no se trata de una rebelión, sino de una idea que llevaba meditando tiempo atrás y que ya se la había hecho saber a otros dirigentes federativos. Le Parisien cuenta que Mbappé no juega con su país por dinero, hasta el punto de haber donado todas sus ganancias de trofeos y publicidad a asociaciones benéficas desde que debutara en el año 2017.

Pero, ¿por qué Mbappé rechaza hacer publicidad? Todo se basa en una cuestión de ideales. El pretendido por el Real Madrid quiere controlar al máximo su imagen pública y solo ser él el que elija qué marcas se vinculan con su figura. Ha llegado a rechazar cifras mareantes, por encima de los diez millones de euros, solo por no relacionarse con determinados productos. Sin entrar en casos concretos, el delantero no quiere ser relacionado con casas de apuestas, empresas de comida basura o bebidas no saludables. Como señal de la importancia del asunto, Le Parisien indica el nombre concreto de una marca con la que Mbappé no quiere vincularse y esa misma marca también es patrocinadora del Real Madrid. Es más, para él este asunto no es negociable: él quiere controlar el cien por cien de sus derechos de imagen y, además, escoger minuciosamente aquellas campañas que él y solo él relacionará consigo.

Para Francia esto es un problema de índole mayor. El prestigioso medio francés relata cómo los principales patrocinadores de los 'blues' tienen firmado por contrato lo llamado como derecho a la imagen colectiva. Esto consiste en que una marca puede seleccionar a los cinco jugadores que desee para hacer una pequeña campaña en un momento concreto. Por supuesto, por rentabilidad, fama y nivel futbolístico, Mbappé es el más demandado. Tras él, llegan Paul Pogba y Antoine Griezmann. Ese es otro de los motivos por los que el astro y Delphine Verheyden, persona de su máxima confianza, volvieron a reflexionar sobre este asunto. Desde luego, siempre será el que esté en primera línea. Por ello, no le vale todo, pero tampoco será selectivo. La decisión tendrá que ser solo suya.

Le Graët no quiere hacer una montaña de un grano de arena. Por supuesto, esto le privará de unos determinados privilegios que la Federación venía obteniendo tiempo atrás. Al menos, a priori. Pero Le Parisien recoge que el presidente ha comprendido a su mejor jugador a la perfección y entiende que debido a su postura y enorme impacto que tiene sobre la sociedad, no acepte cualquier cosa. Aun así, espera reunirse con el jugador en los próximos días para cerrar este asunto. Hay patrocinadores realmente enfadados, no solo por su ausencia puntual, sino por su actitud ante el tema. En Francia, lo miran de otra forma: hay que cuidar al talentoso futbolista y, además, no siempre le perderán. A principios de semana, Mbappé ya participó en el rally de Clairefontaine, con un vehículo de uno de los principales anunciantes del equipo. Lo hizo encantado, se le vio disfrutar y no hizo ningún comentario negativo en torno al acto en cuestión. Es decir, rechaza hacer toda publicidad, pero no hacer publicidad en sí.

Y esto, ¿afecta a su futuro?

En definitiva, un equipo de fútbol vive de patrocinios, ingresos televisivos y público en sus estadios. Los anunciantes suponen un importante porcentaje en el dinero que llega cada año a un club y le permite su subsistencia. El París Saint Germain sabe de sobra cuáles son las ideas de Mbappé. En 2017, cuando firmó, aún no había forjado ese pensamiento crítico. Entonces, cedió la mayoría de sus derechos de imagen al club. Con el paso de los años, ha ido cambiando su postura y ahora la entidad le consulta antes de tomar una decisión en este aspecto. De cara a la nueva firma del contrato, el internacional francés quiere borrar del mapa su antigua mentalidad y pasar a ser el único que controle sus derechos de imagen y campañas publicitarias. El PSG está dispuesto a ceder, tal y como lo ha hecho este verano con Leo Messi. Queda por ver qué postura adopta el Madrid con este tema. El club blanco suele pedir a todos sus integrantes que les cedan una importante parte de sus derechos, un requisito indispensable. De hecho, lo más natural es que compartan entidad y jugador el 50%. Se desconoce si en los diálogos que han tenido ambas partes se ha debatido este relevante asunto en profundidad.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?