NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

EUROPA LEAGUE (1/8, IDA) | BARCELONA 0- GALATASARAY 0

El Barça se pone una final en Turquía tres días antes del Clásico

El Barcelona se las prometía muy felices ante el Galatasaray, pero el equipo turco de Domènec Torrent supo ahogarle. Ni la salida de la artillería decantó el partido para los de Xavi.

BarcelonaActualizado a

Pinchazo de un Barça que se las prometía muy felices ante el Galatasaray y que se llevó un baño (turco) de realidad al no poder pasar del empate a cero con lo que se ve obligado a jugarse su pase a cuartos de final de la Europa League con la obligación de ganar en Estambul… a tres días del Clásico. Después de cuatro victorias seguidas, el Barça se gripó y volvió a quedarse sin marcar un gol desde el mes de diciembre. El problema es que fue ante un equipo que, precisamente, no dejaba su portería a cero desde diciembre.

El Barça salió al Camp Nou para iniciar su eliminatoria contra el Galatasaray demasiado confiado en sus posibilidades y cometiendo el pecado de confiar más en las expectativas creadas que en la cultura del trabajo que ha llevado a concebir estas expectativas.

Con otro pensamiento

El Barcelona afrontó el partido ante los turcos pensando más en planificar lo que tiene que venir después (el partido ante Osasuna, lograr una buena renta para llegar bien al Clásico o vaya a saber qué) y se topó con el desencanto.

Ciertamente, existían motivos para el optimismo. Empezando por la diferencia de plantilla y acabando por la crisis galopante que vive el Galatasaray en su liga, donde está a 32 puntos del líder. Puede que atendiendo a todas estas razones, Xavi planteara el partido con muchas rotaciones: Eric de central, Nico, Memphis y Adama. Pronto se vio que el pecado de subestimar al Galatasaray podía pasar factura.

Domènec Torrent demostró con su planteamiento que conoce al dedillo al Barça y que no se le caen los anillos por modificar su sistema de juego ideal si con ello consigue su objetivo. De entrada, lo logró porque ahogó al Barça renunciando a dos de sus principios básicos como técnico: la salida en corto desde atrás y la presión alta.

Pertrechado en el centro del campo, el Galatasaray logró que el partido se le hiciera bola al Barcelona desde un buen principio. Faltaba ritmo, se buscaban pasillos interiores imposibles y el partido era un festival de pelotas perdidas, especialmente por Araújo, al que los turcos le dejaban campo libre para que fuera el encargado de iniciar las jugadas del Barça. Nunca se entendió con Frenkie de Jong, que en la posición de mediocentro no tenía trascendencia en el partido. Puede que él, como dijo en la previa, piense lo contrario.

Las únicas amenazas del Barça llegaban de parte de Memphis y de Adama. Una, la del holandés era real, la otra era pirotécnica. Memphis fue el único que en los primeros 45 minutos puso a prueba a Iñaki Peña con una falta y un disparo desde el pico del área a los que el portero cedido por el Barça respondió de manera eficaz. Adama, en cambio, desperdiciaba una y otra vez sus desbordes a Van Aalholt con malas decisiones finales.

El Galatasaray, bravucón

Los turcos no solo se defendían bien, sino que además llegaron a crear peligro. De hecho, la ocasión más clara de la primera parte fue de Aktürkoglu, pero Eric llegó milagrosamente a desviar un balón que se colaba.

El partido era de una espesura tal que necesitaba un revulsivo. En estos casos, cómo ha cambiado el cuento, el primer señalado siempre es Dembélé.

Junto al francés, que entró por Ferran, Xavi se vio obligado a tirar de los veteranos: Busquets y Piqué a escena por Nico y Araújo. Lo de las rotaciones, para otro día ya si eso.

El Barça tampoco mejoró demasiado, si acaso Dembélé aportó Dembelismo, esa manera de jugar que no se sabe cómo saldrá. El Galatasaray se seguía defendiendo con orden, Peña sacó un cabezazo de Busquets y a Alba se le fue un remate por centímetros. Xavi, ya de los nervios, dio entrada a Aubameyang. Toda la artillería al campo. Los turcos, a las trincheras.

A diez minutos para el final, ya la única esperanza era Luuk de Jong, balonazos al área donde Iñaki peña, de nuevo, volvió a imponer su ley de manera imperial. Habrá final en Estambul antes de visitar el Bernabéu.

Cambios

Sergio Busquets (45', Nico González), Gerard Piqué (45', Ronald Araújo), Ousmane Dembélé (45', Ferran Torres), Pierre-Emerick Aubameyang (60', Memphis Depay), Bafétimbi Gomis (67', Mostafa Mohamed), Emre Kilinç (67', Ryan Babel), Alexandru Cicâldau (78', Sofiane Feghouli), Luuk de Jong (79', Adama Traoré), Baris Alper Yilmaz (91', Muhammed Kerem Aktürkoglu)

Tarjetas

Arbitro: Benoît Bastien
Arbitro VAR: Willy Delajod, Benoît Millot
Berkan Kutlu (29',Amarilla) Depay (34',Amarilla) Antalyali (76',Amarilla) Alba (88',Amarilla)

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?