NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DEPORTIVO 1 - REAL UNIÓN 2

Oyarzun profana Riazor

El Real Unión se impuso con un doblete de Oyarzun a un Depor que no perdía en casa desde hace un año. Miku falló un penalti con 0-1 en el minuto 47.

Actualizado a

Tenía el Deportivo un difícil reto ante un Real Unión que no perdía fuera de casa desde octubre y que además era el último equipo que había ganado a los coruñeses precisamente ese mismo mes. Presagios nada buenos para un líder que volvió a tropezar con la misma piedra. Si en la ida el bigoleador fue Bravo, en Riazor el héroe se llamó Oyarzun con un golazo y una cabalgada de mérito que acabó en el 0-2. Todo en un partido trepidante en el que los coruñeses tuvieron el 1-1 en un penalti que Irazusta detuvo a Miku. Que logró ponerse1-2 en el  72' con un tanto de Juergen, pero que no fue capaz de pasar de esa frontera. Lo cierto es que la victoria de los irundarras tiene un mérito incalculable. Cinco victorias consecutivas llevaba el líder, trece partidos sin conocer la derrota y más de un año sin perder en Riazor. Tres puntos de prestigio para el Real Unión y una derrota para los blanquiazules que puede apretar la clasificación si el Racing de Santander saca tajada.

La primera batalla fue táctica, con un Real Unión plantado con defensa de cinco y un Depor con inhabitual 4-4-2 con Miku y Noel de puntas de lanza. Dos estilos con una idea común: hacer daño. Antes del minuto diez ya había progresado el diablo William con un pase de la muerte que no encontró rematador mientras Bravo, el matador en la ida, estrellaba el balón el palo tras asistencia de Kijera. Pero el frenético inicio fue bajando de revoluciones con el equipo vasco muy cómodo en la salida y sin sufrir atrás. Y esas buenas sensaciones visitantes se plasmaron en un golpe en la frente a los coruñeses cuando Oyarzun enganchó un mísil a la escuadra de Mackay. Golazo. Tuvo el empate poco después Juergen, pero mandó fuera un remate franco en el corazón del área en una progresión de Trilli, el único con luces en el Depor. Tan maniatados estaban los blanquiazules que la mejor ocasión apareció en una incursión por sorpresa de un central, Lapeña, que mandó al larguero su latigazo. Incómodo el líder y enfadado con el colegiado, permisivo con las tarjetas y con polémica final con un corte con sangre en la ceja de Miku tras un córner con abrazo de oso a Noel en la misma jugada.

Con todo lo sucedido, la solución en el segundo tiempo pasaba por el banquillo, porque Borja Jiménez fuera capaz de encontrar la solución al entramado de Zulaika para buscar la remontada. No tocó nada el técnico y a los 28 segundos del inicio de segundo tiempo una entrada a Willian acabó en un discutible penalti de Iván Pérez. Miku, que ya había fallado uno esta temporada, se encontró con un paradón de Irazusta; eso sí, un metro por delante de la línea. Y un minuto después el venezolano, solo tras una mala cesión, la mandó a las nubes. Dos golpes para el líder que en el minuto 51 se convirtieron en tres cuando Oyarzun, tras una cabalgada de 50 metros, puso el 0-2. El partido, ya muy condicionado por el marcador, cambió a un lógico y desesperado acoso de los coruñeses. Con todo por ganar y nada que perder, Borja fue tirando de Quiles, Álvaro Rey, Aguirre y hasta Menudo. Y el minuto 72 llegó la primera luz con un enorme zurdazo de Juergen desde fuera del área. Pero ahí se acabó el acierto ante un Real Unión que supo defender la renta en el tramo final lo mismo que supo encontrarla antes.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?