REAL MADRID

Guarnizo despidió a Gento

Los restos del cántabro fueron trasladados a su tierra natal, donde el jugador recibió sepultura en el pueblo donde nació en 1933

Madrid
0
Amancio, Florentino Pérez y Pirri, a su llegada a Guarnizo para asistir al entierro de Paco Gento.
Nacho Cubero Diario AS

Paco Gento recibió ayer su última y gran sonora ovación por parte de todos los seguidores que fueron al Santiago Bernabéu a despedirle. El coche fúnebre que llevaba el féretro del mejor extremo de todos los tiempos partió hacia su Guarnizo natal a las 13:12 horas. Leyendas madridistas y cientos de seguidores acudieron a dar su último adiós al Presidente de Honor y el pésame a su viuda, Mariluz Real, así como a sus hijos, Paco y Julio, y demás miembros de la familia. Gento fue enterrado en su pueblo natal por la tarde, adonde acudieron sus compañeros Amancio, Pirri y Santamaría, junto con el presidente Florentino Pérez y miembros de la directiva blanca, como el vicepresidente Eduardo Fernández de Blas, entre otros.

Si el martes pasaron por la capilla ardiente miembros de la primera plantilla como el entrenador de la primera plantilla, Carlo Ancelotti, así como el primer capitán, Marcelo, e ilustres veteranos como Amancio, Pirri, Santillana o Casillas... el miércoles fue el turno de otros, como Santamaría, Del Bosque, Camacho, Valdano, Raúl, así como otros dos capitanes, Luka Modric y Nacho Fernández. El presidente del club, Florentino Pérez, acompañó a la familia al entierro en Guarnizo. Previamente atendió a las personalidades que acudieron al estadio y no cejó de estar atento con la familia del Presidente de Honor.

Una de esas personalidades fue Joan Laporta. El presidente del Barcelona valoró la figura de Gento: “Queremos transmitir nuestro más sentido pésame a la familia madridista por el fallecimiento de Paco Gento. A parte del talento reconocido mundialmente como jugador, fue de aquellos jugadores que enaltecen el fútbol. Tuve la suerte de conocerle en esas comidas oficiales que se hacen entre ambos clubes. La verdad es que aprendí mucho de Gento de cómo se tiene que llevar la rivalidad entre dos grandes clubes como son Barça y Madrid. Era un hombre sencillo, que tenía un punto de socarrón, y de él aprendí mucho”, dijo en RMTV. “Gento tenía la virtud de que además de su calidad futbolística era muy rápido. Y tenía fuerza. Fue referencia de ser un extremo nato, y jugando con Puskás y Di Stéfano fue de esas delanteras de referencia mundial”, continuó, antes de marcharse tras haber permanecido media hora en la capilla ardiente.