ATLÉTICO DE MADRID-ATHLETIC

Raúl García, de silenciar el Bernabéu a amenaza en Riad

El navarro marcó un gol clave en la Supercopa de España de 2014, título que quiere repetir el Atlético. Ha criticado el nuevo formato disputado fuera del país.

0
Raúl García celebra su gol en la Supercopa de España ante el Real Madrid.
RAFA APARICIO DIARIO AS

Pocas cosas puede haber más placenteras para un futbolista del carácter de Raúl García que silenciar al estadio rival a base de goles. Si nos remontamos al 19 de agosto de 2014, un Santiago Bernabéu a rebosar todavía celebraba el gol de James Rodríguez, que pasado el minuto 80 situaba un 1-0 valiosísimo para el equipo local en la ida de la Supercopa de España, donde el Atlético defendía título de Liga y el Real Madrid de Copa del Rey.

Sin embargo, esa alegría se tornó en incredulidad cuando en el minuto 87 Raúl García desviaba con el tacón un córner peinado en el primer palo y ponía un 1-1 que volteaba la situación y ponía al equipo rojiblanco en ventaja de cara a la vuelta en el Vicente Calderón. El Real Madrid tendría que ir a ganar al poderoso feudo colchonero, donde no cabía un alfiler, y a las primeras de cambio se llevaba un bofetón de realidad. Al minuto de partido Griezmann peinaba un saque de puerta de Moyá y Mandzukic situaba un 1-0 que no se movió en el resto de encuentro. Fue el primer gol del croata y la primera asistencia del francés como colchoneros para ratificar un título que ahora tiene un formato bien diferente.

Por segundo año, Arabia Saudí acoge el torneo (en 2021 la pandemia lo evitó) y en esta ocasión es la capital, Riad, la encargada de albergar los encuentros. El Atlético quiere sumar un nuevo título a su palmarés y aspira a la segunda Supercopa de España de la era Simeone. En Jeddah, ciudad árabe que acogió el torneo en 2020, el premio final se escapó en los penaltis ante el propio Real Madrid y después de haber eliminado al Barça en semifinales. Y ahora, el Athletic es el primer escollo en el camino donde, de superarlo, Real Madrid esperaría en la final.

Y si el Atlético se tambalea en defensa, con Oblak sufriendo una dramática estadística de un gol encajado cada dos remates recibidos y dos únicas porterías a cero en los diez últimos partidos (ante Rayo Vallecano y Rayo Majadahonda), ante el Athletic tendrá en Raúl García uno de los grandes peligros enfrente en las semifinales. El navarro ha sido uno de los futbolistas más críticos con este nuevo formato de la Supercopa, y el traslado del torneo a Arabia Saudí.

“Soy muy claro. Que se vaya a otro país a jugar tiene el sentido que todos sabemos que tiene. No tiene sentido irse hasta allí a jugar un partido que tenía que jugarse aquí, este es un campeonato en nuestro país. Soy de los de antes, ya no se piensa en el aficionado, lo que importa es generar e intentar sacar patrocinios. Nos estamos olvidando de lo básico en el fútbol que es el ambiente, que la afición disfrute con la familia, que los horarios sean los más cómodos para todos”, explicaba antes de viajar a Riad.

Raúl García ha disputado 15 partidos contra el Atlético, club en el que militó siete temporadas y alcanzó los 329 encuentros oficiales, y ha conseguido únicamente dos goles (uno con Osasuna en la temporada 2005-06 y otro con el Athletic en 2017). Un partido siempre especial para él y de mucha emoción, pero si para Raúl García nunca hay amigos sobre el campo en el equipo rival, menos aún con un título en juego. Simeone busca su segunda Supercopa de España dirigiendo al Atlético y Raúl García su segunda Supercopa con el Athletic, la tercera en su cuenta particular. Si el ambiente será muy diferente que en los años anteriores delante de su afición, Raúl García mide en Riad las opciones colchoneras de título.