LEVANTE

Pepelu: "Mi sueño siempre ha sido jugar con el Levante en Primera"

El centrocampista dianense, que acaba contrato el próximo 30 de junio, analiza la primera victoria granota después de 273 días y su futuro para AS.

0
Pepelu: "Mi sueño siempre ha sido jugar con el Levante en Primera"
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

José Luis García Vayá (Denia, 1998), conocido como Pepelu en el mundo del fútbol, ha pasado por una auténtica odisea para vivir su sueño: jugar con el Levante en Primera División. Prácticamente fuera del equipo el pasado verano, el centrocampista, que debutó en 2015 con el primer equipo, a los 17 años, ha tenido que esperar hasta 2021 para vivir su estreno en la élite con la camiseta blaugrana, ya con 23. Seis años en los que ha pasado de todo. Sin embargo, y pese a acabar contrato el próximo 30 de junio, él quiere disfrutar de su oportunidad. "Sinceramente no pienso mucho que en junio acabo contrato, ahora es momento de pensar en el equipo", reflexiona para AS. Después ya se verá.

Menuda tarde la del sábado. ¿Su primer gran partido como granota sobre el césped del Ciutat?

La verdad que sí, el primero dentro del campo. El equipo lo necesitaba muchísimo. La afición también. La comunión que se creó entre equipo y afición es algo increíble de vivir. Yo creo que es un plus que vamos a tener de cara al final de temporada.

¿Qué se le pasa por la cabeza en el momento del penalti?

La verdad que me vino un poco el pensamiento negativo. Al final, después de ir ganando, cuando pitan el penalti... se te vienen mil cosas a la cabeza. Pero desde el momento que Aitor paró el penalti sabía que era el día que íbamos a conseguir la victoria y, por suerte, aunque pasaron muchas cosas más, nos llevamos la primera.

Ponen fin a la peor racha sin ganar de la historia de Primera. ¿Cómo han vivido esa situación desde dentro?

Pues es una situación muy complicada, no te voy a engañar. Quieras o no, cuando estás semana tras semana sin poder ganar, se hacen larguísimas. El vestuario estaba jodido. Al final somos personas y afecta mucho. Pero creo que hemos sido bastante fuertes. Podríamos haber vivido situaciones peores, que no las hemos vivido, y por suerte ha llegado la victoria que yo creo que nos da muchísima más moral y capacidad de reacción. Había muchos equipos que pensaban que el Levante estaba acabado y eso no es así.

¿Qué explicación tiene?

Yo creo que al final ya es un problema mental. A nivel de juego ha habido partidos que hemos merecido más, otros menos, pero en los minutos finales se te escapaba una semana, otra semana... Sí que es cierto que hay partidos que no hemos estado bien. Pero sobre todo, especialmente en los últimos partidos, el problema ya era mental.

¿Qué parte de culpa tiene Alessio?

Yo creo que con Alessio hemos recuperado el espíritu con el que él viene. Viene con la fuerza de subir desde el filial, con mucha ilusión y creo que eso nos lo ha transmitido al grupo. Y sobre todo también por su idea de juego, porque al final quería recuperar lo mejor que tenemos nosotros: jugar con balón, tener alegría, ser un equipo vertical, que genere muchas ocasiones. Creo que es lo que mejor nos viene y lo que más resultado nos puede dar.

La clave, al final, ha estado en cerrar la portería.

Al final eso va a ser clave de cara a final de temporada, que cerremos la portería. Sabemos que arriba tenemos mucha pólvora. A muchos equipos de Primera les gustaría tener los jugadores que tenemos arriba y la calidad que hay en nuestro equipo. Pero al final yo creo que si conseguimos hacernos un poquito más fuertes atrás, vamos a salir de ahí.

¿Se puede creer en la salvación?

Después de esta victoria las cosas se ven diferentes. Es un subidón. Yo creo que la afición tiene que sentir lo mismo que nosotros. La ilusión de ver que sí que se puede. Que quedan 18 partidos y creo que al final muchos equipos no se esperaban que pudiéramos ir para arriba. Ese puede ser nuestro impulso. Ir ganando y ver que sí que se puede. Cada semana estar más cerca. Porque al final nosotros venimos del pozo. No podemos estar más abajo. No podíamos estar peor. Yo creo que esa victoria nos va a dar mucha moral.

Era importante reconectar con la gente después de lo vivido en Vila-real.

Sí, yo que lo estuve viendo desde dentro, los últimos cinco o seis minutos que estuve fuera, vi la gente, me giraba a la grada y veía la emoción y el sentimiento de que estaba muy cerca. Yo creo que es una de las cosas más importantes que tenemos que tener estos partidos que quedan en casa, la comunión con la grada. Ellos se sienten parte de nosotros y se lo tenemos que demostrar.

Ha hablado de la fuerza de venir desde abajo. Desde su debut en 2015 con el primer equipo, hasta su estreno en Primera en 2021 ha llovido mucho. ¿Cómo ha vivido ese proceso?

Pues la verdad que ha sido un proceso largo. Jovencito (17 años) debuté en Copa del Rey, pero ha habido muchas circunstancias que se han dado para que debutara al final en Liga en 2021 (23 años). Al final yo creo que el fútbol lleva diferentes procesos, unos más cortos y otros más largos, y a mí me ha tocado vivir este. Estoy orgulloso de haber vivido ese proceso, de haberme tenido que ir a Portugal dos años. Yo creo que crecí en lo que me faltaba de madurez futbolística y personal, aunque queda mucho todavía. Acabé de pulirme para estar preparado y poder jugar en el Levante.

En verano estuvo a punto de salir del Levante; de hecho, le hacen ficha el último día de mercado. Forma parte de la odisea que ha vivido para debutar en el primer equipo, su ilusión desde que era un niño.

Yo siempre he dicho que mi sueño era jugar con el Levante en Primera División. Sí que se dieron varias circunstancias en pretemporada, sabiendo la situación de nuestro equipo, con muchos jugadores, especialmente en mi posición... Al final se dio así. Yo trabajaba para quedarme. Por suerte desde que se cerró el mercado Paco López me dijo que yo era uno más de la plantilla y trabajando conseguí mi oportunidad.

Con Paco López, en la etapa final, ya comenzaba a asomar en el once.

Sí, yo estoy al final estoy muy orgulloso de eso. Por mi situación me ha costado bastante. Cuando ya lo puedes disfrutar, porque al principio costó, pero con Paco hubo un punto que cada fin de semana me ponía y pensaba: esta oportunidad, después de lo que me ha costado, no la podía dejar pasar.

El cambio llega con Alessio, que además confía en usted en la posición de pivote, situación que favorece a su fútbol.

Sí, al final Alessio me conoce desde hace mucho tiempo. Coincidí con él en las categorías inferiores. Y la verdad es que desde que estoy en el fútbol profesional, que han sido mis dos cesiones en Portugal, siempre he jugado en esa posición (pivote). Yo estoy cómodo donde me ponga, pero sí que es cierto que Alessio me ve ahí. Estoy mejorando con él, sobre todo con vídeos individuales seguir progresando, y yo creo que me va a hacer mejor jugador. También creo que puedo aportar muchas cosas al equipo desde ahí.

"No es rápido, ni es fuerte... todas esas mediciones que hacemos con tantas máquinas que tenemos, ese no entra en ninguna medición. No lo firmas nunca. Pero es futbolista, es listo, elige bien...", dijo Mendilibar sobre Cucurella. ¿Se siente identificado?

Un poco identificado sí que me puedo sentir. Al final me encanta ser un jugador para el equipo. No me gusta jugar para Pepelu. Intento ayudar al máximo al equipo. Yo creo que esos son los jugadores buenos. Los que no salen en muchos registros, pero al equipo cuando no está le hace bastante falta.

Pepelu posa para AS en las entrañas del Ciutat de València.

Desde el 1 de enero es libre para negociar con cualquier equipo (acaba contrato el 30 de junio de 2022). ¿Cómo vive esa situación?

La verdad que, te soy sincero, lo vivo como es mi personalidad: con tranquilidad. A día de hoy estoy donde quería estar, que es en el Levante. Sinceramente no pienso mucho que en junio acabo contrato, ahora es momento de pensar en el equipo. Lo más importante es que el Levante esté en Primera División y a partir de ahí ya podremos decidir mi futuro.

Sus actuaciones le ponen en el mercado. Valorando todo lo ocurrido, ¿contempla seguir, independientemente de la categoría, en Primera o en Segunda?

Yo creo que en el fútbol hay muchas situaciones. Lo que ha pasado ya no se puede cambiar. Me centro en el presente. Pero sí que es verdad que no es momento de decidir ahora si el Levante está en un sitio u otro. Yo al final soy del Levante, y lo que siento es que quiero el equipo esté en Primera. A partir de ahí ya se abrirán los escenarios que se tengan que abrir.

Pepelu, Cárdenas, Cantero, Blesa... Representan la próxima generación. ¿Lo sienten así?

Sí, a ver, yo si te hablo de mi caso, creo que es especial. Sinceramente. Noto muchísimo el cariño que me tiene la afición. Al final en el día a día, quieras o no, te llega todo tipo de mensajes, cuando salgo del estadio... para mí es un orgullo. Pero sí que es cierto que ahora estamos en el primer equipo Cárdenas, Cantero, Blesa... Marc, que está subiendo. Creo que es importante que el Levante y la afición se sienta representado por gente de la casa. Al final creo que le da una identidad al equipo y la gente que sube desde abajo tiene ilusión por aprender, por hacer las cosas bien, y eso es una energía extra para todos los jugadores.

El calor que le da la gente entiendo que ayuda a la hora de tomar decisiones.

Sí, claro que ayuda. Lo que te decía, jugar aquí, cada vez que salgo al estadio, sentir el cariño de la gente... eso no tiene precio. Ya veremos qué pasa, pero solo puedo dar las gracias a la afición por cómo se está portando conmigo.

A nivel de futuro, ¿corazón o cabeza?

Pues, sinceramente, como todas las decisiones que tomo. Fríamente hay que coger un poco de corazón y un poco de cabeza. Hay muchas situaciones que dictarán para decidir una cosa u otra. Pero pase lo que tenga que pasar, será la decisión acertada.