CAN 2021 | Nigeria 1 - egipto 0

El faraón fue Iheanacho

Un gol delantero del Leicester le da a Nigeria una valiosa victoria en la Copa de África ante la selección egipcia de un Salah que estuvo desaparecido.

0

Egipto sigue esperando al mejor Salah. La estrella del Liverpool está llamada a liderar a su selección en esta Copa de África después de haber decepcionado enormemente a los suyos en la CAN 2019, donde los faraones, grandes favoritos y anfitriones del torneo, quedaron eliminados en octavos de final. Pero parece que al sur del Mediterraneo Salah sigue sin ser ese jugador que se ha colado entre los finalistas del The Best. En el primer partido de la fase de grupos no la olió y Egipto sucumbió ante una Nigeria sólida que sí demostró tener pólvora en ataque con Iheanacho y Moses Simon.

La selección nigeriana dominó una primera parte en la que prácticamente tuvo el monopolio de las ocasiones. Se esperaba que la principal vía de llegada al área rival de las águilas verdes fuera la banda derecha, la de Chukwueze, pero sorprendió que casi todo el peligro llegó por el lado contrario, el de Moses Simon, extremo del Nantes. Fue un puñal. Tawfik, el lateral derecho de Egipto, se lesionó a los 12 minutos y su suplente Abdelnomen se desesperó esperando una ayuda defensiva de Salah que nunca llegó. El Faraón estaba liberado de tareas defensivas en su banda y eso lo explotó Nigeria.

La insistencia de atacar por la banda de Simon tuvo su premio a la media hora de juego. Un centro suyo al área fue despejado por la defensa, pero el balón le cayó a Aribo en la frontal, que de primeras se la tocó a Iheanacho para que este anotara el 1-0 con un potente zurdazo. El delantero del Leicester es la gran estrella de Nigeria. El que fuera Balón de Oro del Mundial Sub-17 2013 y una enorme promesa en sus inicios con el Manchester City no está logrando grandes números esta temporada en el Leicester, en la que lleva solo cuatro goles por los 19 que anotó el curso pasado, pero no hay duda de que, enrachado, es uno de los jugadores más letales de esta CAN 2021.

En la segunda parte Queiroz cambio el plan y colocó a Salah en la mediapunta para poner a Zizo en la derecha para intentar tapar la sangría. Egipto mejoró en ataque, empezó a tener más control del balón y Simon ya no era tanto problema. Pero las águilas verdes demostraron entonces ser un equipo versátil. Dieron un paso atrás y enseñaron sus feroces garras a la contra. Comenzó entonces un intercambio de puños. Iheanacho tuvo el 2-0 en su botas, Salah perdonó un uno contra uno que hubiera supuesto el empate en el 70' y Chukwueze empezaba a divertirse con muchos espacios por los que volar.

Hubo emoción y ocasiones, sobre todo para Nigeria, pero no más goles. Con esta victoria ante un rival directo Nigeria se coloca en una buena posición para terminar primera en un grupo en el que sus próximos rivales serán Sudán y Guinea Bisáu. A Egipto y a Salah, en cambio, les queda todavía mucho por remar.