REAL SOCIEDAD 1-CELTA 0

Aprobados y suspensos de la Real: Oyarzabal marca en el brillante debut de Rafinha

El eibarrés vuelve a salir al rescate del equipo txuri-urdin, mientras que el brasileño se estrena con una notable hora sobre el terreno de juego.

0
Aprobados y suspensos de la Real: Oyarzabal marca en el brillante debut de Rafinha
AMAIA ZABALO DIARIO AS

-Remiro: Si no llega a ser porque se empeñó en probar la fortaleza de los corazones de los aficionados con sus peligrosos pases a sus compañeros cuando le tocó sacar el balón desde atrás, nos estaríamos preguntando si jugó contra el Celta. No necesitó hacer ni una sola patada de mérito, porque no le tiraron entre los tres palos.

-Gorosabel: Volvía a la titularidad tras superar el coronavirus y estuvo más ocupado de cerrar bien su banda que de incorporarse al ataque. Tuvo algún pequeño desajuste, pero en general cuajó una actuación aseada.

-Aritz Elustondo: Imperial en las disputas de balón con los delanteros del Celta, especialmente con Santi Mina, que va a soñar con él estas próximas noches. Increíble que viera una amarilla en unos de esos choques. Primero casi marca de cabeza, pero Dituro le adivinó las intenciones. Y después cuando lo hizo el VAR se lo anuló por fuera de juego.

-Le Normand: Su nivel no deja de asombrar a todo el mundo. Está de selección absoluta de Francia. De nuevo, un muro infranqueable. Remató todo lo que llegó por su zona, y a Iago Aspas lo sacó del partido con su férreo marcaje. Casi marca de cabeza con un remate espectacular que se marchó fuera.

-Aihen Muñoz: Se ha ganado por derecho propio ser el lateral izquierdo titular de esta Real. Regresaba al once tras superar el coronavirus y se notó. Partido notable con grandes prestaciones en defensa y subidas muy peligrosas en ataque.

-Guevara: Se merendó a los centrocampistas del Celta. Bien colocado, ayudó en la salida de balón y colaboró en la presión al rival de forma muy acertada. Ayudó a equilibrar a la Real con su gran sentido táctico. Necesitaba un partido así el vitoriano para recuperar confianza.

-Merino: Es un futbolista top. Y lo volvió a demostrar. Defendió, distribuyó, robó, hizo coberturas y encima casi marca, pero su remate se fue al larguero. El navarro recuperó su nivel tras varios partidos complicados.

-Rafinha: Muy buena tarjeta de presentación. Se puede decir que brilló en su estreno con la Real. Fue una sorpresa verle en el once inicial, pero la baja de Silva le abrió de par en par las puertas de la titularidad. Dejó detalles muy esperanzadores para ver lo que puede llegar a ofrecer en la Real. Y eso que todavía no está la 100%. Con balón tuvo las ideas muy claras, se asoció con sus compañeros como si llevara toda la vida, y encima rozó el gol con un remate de cabeza descocándose desde la segunda línea.

-Januzaj: No pudo ser tan decisivo como en otros partidos, pero tiene tanta calidad que cada regate que intentaba acababa saliéndole. Intervino a cuentagotas, pero se nota que atraviesa por un momento dulce. Tiene duende.

-Oyarzabal: Nunca falta a su cita con el gol cuando la Real le necesita. Empezó en la izquierda, jugó de delantero centro y acabó en la derecha. Y en los tres puestos aportó de manera decisiva. Marcó con suspense al pensar que estaba en fuera de juego. Cuando peor lo pasaba la Real, siempre está él para asumir responsabilidades.

-Isak: Apenas duró 40 minutos sobre el terreno de juego. Porque acabó lesionado en su tobillo derecho. Fue la peor noticia del triunfo. Hasta la lesión volvió loca a la defensa del Celta con sus desmarques en velocidad.

-Portu: Desde la izquierda ayudó en defensa y se asomó a posiciones de remate. Pero sigue sin tener suerte.

-Zaldua: Salió para dar descanso a Gorosabel y cumplió con crecer.

-Zubimendi: Es el metrónomo de la Real, pero cuando él entró es cuando más achuchó el Celta.

-Lobete: Otra vez minutos en el primer equipo para controlar las cargas de sus jugadores. Intervino menos de lo deseado.

-Guridi: ¡Qué bueno volver a verle jugar en Anoeta! Puso su energía al servicio del grupo.